Inicio Privilegiar parentescos de candidatas limita a mujeres de base

Privilegiar parentescos de candidatas limita a mujeres de base

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Postular como candidatas a cargos de elección popular a las esposas, familiares o mujeres cercanas a algún dirigente partidista, sin que ellas cuenten con la formación y trabajo político necesarios, limita la participación de las militantes de base con trayectoria y labor social, advirtió la priista Araceli García Rico, candidata de mayoría al Senado de la República.

La ex integrante del Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo en entrevista con Cimacnoticias que candidatear a mujeres que no están preparadas, sólo por cumplir la cuota de género, ignora la trayectoria de "todas las que vienen haciendo un trabajo constante".

Abundó que la sociedad exige hombres y mujeres con formación y trabajo político para ocupar un cargo público, por lo que "se debe cuidar a quién se elige", ya que "cuerpo de mujer no siempre representa una mente de mujer" preocupada por la construcción de un país más democrático y equitativo.

Cabe mencionar que en el PRI, como ocurrió en otros partidos, fueron postuladas algunas mujeres cercanas a políticos que quedaron fuera de las listas de candidaturas a la Cámara baja, como María Elvia Amaya Araujo, esposa del ex alcalde de Tijuana Jorge Hank Rhon, quien fue arrestado y después liberado en 2011 por posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

También es el caso de Victoria Vega Gastelum, esposa de Esteban Valenzuela, ex alcalde del municipio de Ahome, Sinaloa, quien compite por una diputación federal de mayoría relativa.

La ex dirigente nacional de Mujeres de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) opinó que "si son familiares o personas cercanas a algún político, lo que debe importar es su capacidad de gobierno o para legislar".

Consideró que es "válido que participe la hermana de algún político, pero que tenga trayectoria social fuerte; lo que si no es válido ?aclaró? es que para poder cuidarle el lugar a la persona cercana ella se preste a esa simulación", como ocurrió en 2010 cuando legisladoras federales pidieron licencia al cargo y fueron sustituidas por los suplentes varones.

García Rico destacó las resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y del Instituto Federal Electoral (IFE), que obligaron a los partidos a cumplir con el mínimo de 40 por ciento de candidaturas femeninas a diputaciones y senadurías, además de estipular que titulares y suplentes sean del mismo sexo.

Dicha acción afirmativa, apuntó, visibiliza "la capacidad de las mujeres y su honradez para manejarse en los espacios públicos".

La ex secretaria de Mujeres Jóvenes del PRI aseguró que la cuota de género "ha sido la manera de hacer entender dentro y fuera del partido que las mujeres tenemos mucho que ofrecerle al PRI y sobre todo al país".

La cuota, observó, ha favorecido también a las mujeres que comenzaron a hacer política en las bases del tricolor, donde ellas son más del 50 por ciento de quienes promueven el voto convenciendo a las familias y tocando puertas, para entregar las propuestas a la ciudadanía.

"Sin duda no se explicaría la vida democrática del país sin la participación activa de las mujeres en los procesos electorales", añadió la abogada, egresada de la UNAM.

Sin embargo, acotó García Rico, ellas en toda la estructura territorial del PRI hacen una labor permanente de gestión, capacitación para ayudar a otras ante la "preocupante realidad" que padecen las mujeres del país.

Puso de ejemplo que ante problemas como el desempleo y la violencia "es importante que más mujeres lleguen a los cargos de decisión", para que legislen o gobiernen aplicando presupuestos a favor de las mexicanas.

Araceli García refirió que desde la CNOP y anteriormente cuando dirigió a las Mujeres Jóvenes del PRI, y como delegada de mujeres priistas en 29 estados, impulsó la participación política de las mujeres, la cual considera "su bandera y compromiso".

En la promoción de la participación de las priistas encontró obstáculos como la falta de credibilidad en el trabajo de las mujeres, y "todavía algunas prácticas de misoginia y machismo", aunque no precisó cuáles.

12/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content