Inicio Problemas con otro predio

Problemas con otro predio

Por Marta Guerrero González

Mientras en el centro del país hacen uso de la politiquería con respecto al Encino, en el Estado de México hay bronca con otro terreno, con otra inmobiliaria y con otras autoridades.

EL asunto toca una zona protegida con un decreto como área natural emitido en 1994 y publicado en la Gaceta Oficial con todo el rigor de la ley.

Sin embargo, a pesar de no quedar en claro si el terreno pertenece a Naucalpan en su totalidad o en parte a Huixquilucan, este último municipio otorgó las licencias correspondientes a al construcción de 52 departamentos residenciales, atropello que fue descubierto por los colonos de Bosques de la Herradura y los vecinos de la calle Bosque de Minas.

Con sus pancartas y sus muy sentidas protestas, lograron obtener la clausura de las obras de manera temporal, en tanto se investiga si el cuadro protegido incluye el terreno afectado por el desarrollo en construcción por la empresa Fisare, quien sobra decir cuenta con uso de suelo estatal y licencia de construcción de Huixquilucan, como decíamos.

Es de todos conocido que en dicho municipio existen muchísimos desarrollos nuevos y de gran inversión como son los de Interlomas y toda la zona de Bosque Real. Desde luego la explotación de esas barrancas traerá, que ya las trae, las protestas de la gente que vive desde hace cincuenta años en la zona, por la sencilla razón que no hay vías de salida nuevas y que dado la situación del terreno no será posible inventarlas sino a través de puentes que, al final, desembocarán en las ya existen, lo que haría un gran cuello de botella hacia el periférico a al altura del toreo de Cuatro Caminos.

En este país por desgracia no existen políticas de urbanización y todos sabemos de qué modo se consiguen las licencias de construcción cuando debieran estrictamente quedar prohibidas.

En el caso que tocamos será muy fácil encontrar a los culpables, si es que el predio realmente pertenece a la zona protegida, y se podría castigar un fondo de corrupción que detonaría el efecto de la bola de nieve. Es obvio que en el municipio hay mucho dinero invertido habrá que estar atentos a las acciones de gobierno y la conducta de los gobernantes. Ya nos son los tiempos en que cualquier presidente municipal o cualquier gobernador podía hacer lo que su gran gana le daba, la sociedad, lo que antes éramos pueblo a secas, ya no es impasible y no se cansa de organizarse y reclamar sus derechos.


Recordemos el caso de las Lomas de Chapultepec con los del Opus Dei, finalmente la obra se clausuró y la casa “familiar” (la familia abarcaba a todos los fieles) se puso en venta. Lástima por los desarrolladores y los inversionistas pero este tipo de circunstancias deben ser ejemplares para quines quieren proteger su dinero, su tiempo y su trabajo. Estaremos muy atentos.

2005/MG/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content