Inicio Problemas tiroideos pueden provocar infertilidad

Problemas tiroideos pueden provocar infertilidad

“Las patologías derivadas del mal funcionamiento de la glándula tiroides pueden provocar tanto infertilidad materna como afecciones en el futuro bebé, una vez logrado el embarazo, alertan especialistas.

Con una alta frecuencia en la mujer, especialmente en la etapa reproductiva, los problemas de tiroides precisan de un seguimiento, especializado durante la gestación, advierte la doctora María Victoria González, especialista en Neonatología del hospital América Arias, en la capital cubana.

La práctica médica confirma que el embarazo se caracteriza por una sobrestimulación de esa glándula, al punto de identificarse a veces síntomas de hipertiroidismo en la futura madre.

“Se estima que uno de cada 2 mil embarazos se complica con el hipertiroidismo”, añade la especialista.

A la par, las pacientes previamente diagnosticadas con afecciones de ese tipo pueden padecer de infertilidad. De ahí que especialistas y médicos recomienden un seguimiento previo al embarazo para que la futura madre pueda tener un funcionamiento normal de tiroides durante la concepción.

Estadísticas internacionales indican que el hipertiroidismo o tirotoxicosis ocurre en el 0.2 por ciento de los embarazos. “Ello puede resultar en un aumento de la mortalidad neonatal y causar retardo del crecimiento intrauterino”, agrega la doctora González.

La especialista aclara que es necesario descartar otras patologías, como algún tumor maligno a partir de células embrionarias o los vómitos incontrolados, que pueden asociarse a manifestaciones del tiroides.

La causa más común de tirotoxicosis en la mujer es la enfermedad de Graves o bocio difuso agudo. Otras pueden ser la tiroiditis aguda, la enfermedad de hashimoto, que consiste en la inflamación persistente de la tiroides; la mola hidatiforme, también conocida como embarazo molar (producción exagerada de la hormona de crecimiento), así como cáncer a partir del tejido placentario y tumor benigno.

En el caso de la enfermedad de Graves, que afecta al uno por ciento de la población femenina de Estados Unidos, se pueden experimentar remisiones durante el embarazo y exacerbaciones en el periodo del puerperio.

Sin embargo, independiente de la afección materna, el feto puede sufrir algún daño y resulta muy difícil evaluar su función tiroidea, aclara la neonatóloga.

Los especialistas advierten que durante el embarazo se torna más complicado el diagnóstico de tirotoxicosis, ya que existen cambios fisiológicos comunes como irritabilidad, intolerancia al calor, taquicardia, entre otros.

05/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content