Inicio Procesos “retorcidos” impiden justicia para 26 mujeres torturadas

Procesos “retorcidos” impiden justicia para 26 mujeres torturadas

Por Sandra Torres Pastrana

A tres años de la detención y tortura sexual que sufrimos 26 mujeres, en San Salvador Atenco y Texcoco, Estado de México, el 3 y 4 de mayo de 2006, los procesos judiciales interpuestos han sido retorcidos, vivimos en la impunidad y terrorismo de Estado, a la fecha no es claro por qué fueron violados brutalmente nuestros derechos humanos, ni se reconoce que el Estado Mexicano cometió un delito de lesa humanidad contra los habitantes de nuestro pueblo.

Así lo manifiesta Mariana Selvas, una de las sobrevivientes de tortura sexual en Atenco, en entrevista con Cimacnoticias, a tres años de los operativos realizados por cuerpos policíacos, de los tres órdenes de gobierno, cuando 47 mujeres fueron detenidas, y 26 fueron agredidas sexualmente por los cuerpos policíacos, comandados por Eduardo Medina Mora, actual procurador General de la República.

Mariana Selvas, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, María Patricia Romero Hernández, Norma Aidé Jiménez Osorio, Claudia Hernández Martínez, Bárbara Italia Méndez Moreno, Ana María Velasco Rodríguez, Yolanda Muñoz Diosdada, Cristina Sánchez Hernández, Patricia Torres Linares y Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo fueron víctimas de violencia sexual física y verbal por parte de los policías que las custodiaban en el interior de los vehículos donde eran trasladadas hacia el penal de Santiaguito, en el Estado de México.

El operativo policíaco fue ordenado por autoridades del Estado de México, encabezadas por el gobernador Enrique Peña Nieto, para desalojar a floricultores y se encargó a más de 3 mil elementos de la policía en Atenco, con un saldo de fue de 207 personas detenidas, dos jóvenes muertos: Javier Cortés Santiago, de 14 años, por bala de pistola calibre 38, y Alexis Benhumea, estudiante que murió un mes después del operativo debido a que un cartucho de gas lacrimógeno se le incrustó en la cabeza; así como decenas de personas torturadas, entre ellas las mujeres víctimas de abuso sexual.

Por todo ello, Selvas sostiene que en México el Estado de Derecho no existe para el pueblo, sino solo para los que están en el poder, policías, políticos, militares “y hasta los narcos que trabajan con el Estado”.

FEVIMTRA Y SCJN

Para Mariana Selvas, junto a sus 10 compañeras “sobrevivientes de tortura”, hay indignación por los nulos avances en la investigación, pero dice, “seguiremos luchando para que Estado no ocupe como herramienta de control la tortura sexual, al creer que es un tema tabú y que guardaremos silencio por avergonzarnos, todo lo contrario no vamos a permitir que esto se olvide, no guardaremos silencio”.

De las 26 mujeres que fueron torturadas sexualmente, 14 decidieron denunciar ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos relacionados con Actos de Violencia en contra de las Mujeres (Fevim), ahora la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), dependiente de la Procuraduría General de República (PGR). Se levantó por ello la averiguación (FEVIM/03/05/2006).

De éstas 26 denunciantes, tres desistieron del proceso y hoy, a casi tres años de los hechos, 11 mujeres continúan en la búsqueda de justicia y castigo a los responsables, ahora a través de la vía internacional.

Al este respecto, la abogada que lleva el caso, Jacqueline Sáenz, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Centro Prodh), en entrevista con esta agencia, destacó no hay avances definitivos a tres años de los hecho. “Los responsables, dijo, continúan en la impunidad, las investigaciones que ha realizado la Fevimtra solo han entorpecido las investigaciones, realizan indagatorias sobre el perfil socioeconómico, que no llevan a resultados reales”.

Además consideró que estas indagatorias sobre perfiles solo hacen ineficaces las investigaciones, como en el caso jurídico de la española Cristina Valls, víctima también de Atenco, porque dichas investigaciones de la Fevimtra solo entorpecen su proceso en España y lo único que han logrado es la impunidad de los responsables.

Asimismo, Sáenz recordó que ya la Suprema Corte (SCJN) aceptó que hubo violaciones graves a los derechos humanos, entre ellas la tortura y violaciones sexuales, por lo tanto la Fevimtra ya no tiene excusa para no realizar la investigación que le hemos solicitado. Una excusa era que no había un fallo, ya está el falló, ahora ese organismo tiene que hacer la investigación de fondo que permita que se dé sanción contra los responsables.

EL CASO ANTE LA CIDH

Por otro lado, en abril de 2008, ante el incumplimiento del Estado mexicano para acabar con la impunidad en el Caso Atenco, el Centro Prodh, que ha representado activamente a 11 mujeres denunciantes de tortura sexual, presentó junto con el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a fin de encontrar justicia y reparación para las sobrevivientes de tortura.

A este respecto, la abogada Sáenz indicó que siguen en el proceso de admisibilidad, el cual es un trámite largo, pero están seguras que será admitido. “Quizá después dure años, eso también lo sabemos, pero ante la dilación de la justicia en los recursos internos, esperamos que ante el Sistema Interamericano llegue la justicia que se merecen estas mujeres”.

EXONERACIONES Y NULAS SENTENCIAS

A la fecha, da a conocer el Centro Pro, solo se consignó a 21 policías por el delito de abuso de autoridad, de los cuales solamente 6 continúan enfrentado proceso en primera instancia, ya que el resto fue exonerado, un policía fue condenado por el delito de actos libidinosos, no obstante a la fecha la sentencia no ha quedado firme.

En el ámbito federal, la Fiscalía Especializada en Delitos Violentos Contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) inició una serie de investigaciones que hasta hoy han resultado inadecuadas e ineficaces pues aún no se consigna a los responsables de las graves violaciones de derechos humanos perpetradas en contra de las mujeres en Atenco.

INDIGNACIÓN INTERNACIONAL

A tres años de los hechos, varios son los organismos internacionales que se han pronunciado para que reciban castigo quienes ejercieron la tortura sexual contra las 26 mujeres detenidas en el operativo y para que se repare el daño a las víctimas.

Cinco meses después de ocurridos los operativos de 2006, el Comité Contra la Tortura (CAT) reconoció que durante éstos sí existió la tortura y señaló al Estado mexicano como responsable de ejercerla, por lo que consideró que era su “obligación” reparar el daño en todos los niveles de las víctimas y sus familias.

Los informes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y de la Comisión Civil Internacional de Observación de los Derechos Humanos (CCIODH), realizados en junio de 2006, señalaron contundentemente la existencia de tortura durante los operativos, al tiempo que hicieron una serie de recomendaciones.

El Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), Amnistía Internacional (AI), la Organización de Naciones Unidas (ONU) y organismos internacionales de derechos humanos han pedido al Estado mexicano castigo a los responsables y justicia para las mujeres.

Las expertas del Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), reunidas en agosto de 2006, exigieron al Gobierno mexicano otorgar a la Fiscalía Especializada para Delitos Violentos contra las Mujeres (Fevim) la facultad para procesar y castigar a los culpables de los hechos de Atenco.

Además más recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, reconoció violaciones graves a los derechos humanos, entre ellos tortura y violaciones sexuales.

Pero hasta hoy, Mariana Selvas Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, María Patricia Romero Hernández, Norma Aidé Jiménez Osorio, Claudia Hernández Martínez, Bárbara Italia Méndez Moreno, Ana María Velasco Rodríguez, Yolanda Muñoz Diosdada, Cristina Sánchez Hernández, Patricia Torres Linares y Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, siguen esperando justicia.

A lo cual, Mariana Selvas dice a Cimacnoticias “nosotras no vamos a guardar silencio, tenemos el apoyo de nuestras familias, de muchas personas a nivel nacional e internacional, esto nos hace sentir arropadas y seguras de seguir luchando y gritando para que esto no vuelva a ocurrir”.

“Vivimos un discurso falso por parte del gobierno, vivimos en un sistema de represión, hay mucha gente que prefiere ser indiferente a lo que sucede en México, nosotras no lo haremos y en cualquier sitio denunciaremos el estado de impunidad que vive nuestro país”, concluyó.

09/STP/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content