Inicio Programas no bastan para mejorar salud de trabajadoras: experto

Programas no bastan para mejorar salud de trabajadoras: experto

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Mientras el Estado no asuma su responsabilidad, programas como la “Estrategia del autocuidado de la salud con perspectiva de género en el ámbito laboral”, iniciado hoy por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), no serán efectivos para combatir los problemas de salud de las y los trabajadores del Estado.

Así lo afirmó a Cimacnoticias el maestro Mariano Noriega Elio, coordinador de la Maestría en Ciencias de la Salud de los Trabajadores, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien explicó que “este tipo de programas de autocuidado son complementarios, pueden ser posteriores o paralelos, pero no son prioritarios, lo que es necesario es que tanto en el sector público, como en el privado, propicien las condiciones adecuadas para el cuidado de la salud de las y los trabajadores”.

En entrevista telefónica, el especialista en salud laboral señaló como prioritario que “primero, el Estado y las empresas asuman su responsabilidad, que le den la atención que no se ha dado a este problema, pues de lo contrario ocurre que depositan su responsabilidad sobre las y los trabajadores”.

Es una obligación del Estado generar las condiciones adecuadas de trabajo, “no es una responsabilidad de los trabajadores”, reiteró el maestro Noriega Elio.

El experto de la UAM concluyó que la prioridad para mejorar la salud laboral de las y los trabajadores es que “los patrones y el Gobierno federal se responsabilicen de la salud y los riesgos laborales, después viene las acciones de promoción y capacitación”.

CONDICIONES SOCIALES Y ECONÓMICAS

En tanto, durante la presentación de la “Estrategia del autocuidado de la salud con perspectiva de género en el ámbito laboral”, Aurora del Río Solesi, del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud (SS), advirtió que mientras las condiciones sociales y económicas de las mujeres no mejoren, los programas gubernamentales serán insuficientes.

“Los programas no bastan para mejorar la salud de las mujeres si ellas no cuentan con las condiciones sociales, económicas en su entorno para darse un tiempo para su autocuidado y poder acudir a los servicios de salud de manera oportuna”, indicó.

Asimismo, Del Río señaló que las principales enfermedades que merman la salud laboral de las trabajadoras en el país son diabetes, cardiovasculares y cáncer de mama y cérvico uterino, y son generadas por factores de riesgo como sobrepeso, obesidad y sedentarismo.

De acuerdo con Aurora del Río, en 2006 la Encuesta Nacional de Salud y Nutriciónindicó que el 36 por ciento de las mexicanas mayores de 20 años tiene obesidad. Y detalló que los estereotipos y roles de género tradicionales, donde las mujeres son asignadas al cuidado de sus hijas, hijos y familiares, provocan que dejen a un lado el autocuidado de su salud.

Las mujeres “pasan muchas horas sentadas frente a una máquina, una computadora, una línea de producción y además otro factor es que el ejercicio no está incluido en el rol de las mujeres como una actividad femenina y, sobre todo, el tiempo es un recurso escaso para ellas y su salud”, dijo Aurora del Río.

Respecto a la salud laboral de los trabajadores, la funcionaria de la SS, mencionó que por las exigencias de su trabajo, como la seriedad, independencia y toma den riesgos, ellos padecen cirrosis, más accidentes de tráfico y cáncer de próstata.

El programa piloto “Estrategia del autocuidado de la salud, con perspectiva de género en el ámbito laboral”, se llevará acabo lo que resta del 2008, para después evaluarse y ser aplicado en todas las dependencias del Gobierno federal para el 2012.

El Programa se efectúa a partir de hoy, en coordinación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), las secretarías de Salud, de Trabajo y Prevención Social y de la Función Pública.

Sin embargo, el documento del Programa no cuenta con datos estadísticos por género, sólo poseen cifras globales pues, explicó a la prensa personal de Comunicación Social de Inmujeres (ante la falta de información de quienes presentaron el Programa), no están desagregados ya que “beneficiará a ambos sexos”.

De manera directa, señala el documento del Programa, beneficiará a 3 mil 571 mujeres y hombres y a través de Prevenimss, programa del Seguro Social, a 400 mil mujeres y hombres.

Con este programa pretenden también informar sobre temas de salud, promover la prevención y atención en este ámbito, para facilitar el acceso a servicios de salud, mencionó Liliana Rojero Luévano, secretaría ejecutiva de Inmujeres. La información sobre la atención a la salud será dada a conocer por correos electrónicos a través de Internet.

A la presentación también acudieron Martha Laura Carranza, funcionaria de la Secretaría de Trabajo y Prevención Social; Sergio Camacho Mendoza, director general Administrativo y Titular de Alta Gerencia del Modelo de Equidad y Género de la Secretaría de la Función Pública, y Miguel Romero Téllez, titular de la Coordinación de Salud Reproductiva del IMSS.

08/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content