Promueve OIT respeto a derechos de trabajadoras domésticas

Especial - Trabajo del Hogar
    Llegan de países pobres como Sri Lanka a Líbano
Promueve OIT respeto a derechos de trabajadoras domésticas
Cimac | México, DF.- 17/04/2006

Desde 1973, más de 100 mil mujeres migraron desde países más pobres para trabajar en las casas de empleadores libaneses y mientras unas realizan sus sueños, otras enfrentan dificultades financieras y emocionales.

Trabajadoras domésticas como Vimala y Nirosha escaparon de la pobreza extrema en la que viven muchos habitantes de Sri Lanka que provienen de pequeñas aldeas a cientos de kilómetros de la capital Colombo. "Las aldeas de donde venimos son pobres y no tienen agua corriente ni electricidad", explica un habitante de Sri Lanka.

Como en muchos otros países, estas mujeres no están protegidas por las leyes locales, con frecuencia son víctimas de maltratos bajo la forma de falta de retribución salarial y en algunos casos de abuso mental, físico y sexual.

Los periódicos libaneses publican con frecuencia la forma en que las trabajadoras domésticas han sido víctimas de abusos por parte de sus empleadores, y en ese sentido los medios pueden jugar un papel importante en el aumento de la toma de conciencia sobre el derecho de los trabajadores a condiciones de trabajo decente, comentó Simel Esim.

El especialista de género de la oficina regional de la rganización Internacional del Trabajo (OIT) para los Estados Árabes en Beirut añadió que en los últimos años, ese organismo ha abogado para que sean reconocidos los derechos de los trabajadores domésticos migrantes por los gobiernos de la región.

"Uno de nuestros objetivos es sensibilizar a las agencias sobre los derechos de los trabajadores e incluirlas en las discusiones sobre posibles cambios en las políticas laborales nacionales", dijo Simel Esim.

06/LR