Promueven en Argentina Campaña 28 de septiembre

Interrupción Legal del Embarazo en México
    Aborda problemática del aborto clandestino
Promueven en Argentina Campaña 28 de septiembre
Cimac | Argentina.- 26/09/2005

En el marco de la celebración, el próximo miércoles, del Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, actualmente se lleva a cabo en Argentina la Campaña 28 de septiembre, con el fin de sensibilizar a la población en general, pero sobre todo a quienes instrumentan políticas de salud, acerca del hecho de que el aborto clandestino pone en riesgo la salud de las mujeres.

Los orígenes de la campaña se encuentran en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe realizado en 1990 en San Bernardo, Argentina, donde hubo un taller sobre aborto organizado por la Comisión por el Derecho al Aborto de Argentina y por las Católicas por el Derecho a Decidir de Uruguay, con la participación de feministas procedentes de Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay y Perú.

En este foro se acordó la celebración del 28 de septiembre como Día por la Despenalización del aborto en la región latinoamericana y del Caribe, de acuerdo con la agencia Red Internacional de Mujeres Argentinas (RIMA).

Esta resolución fue reforzada en 1993 en la reunión de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y el Caribe, en la que se creó la Coordinación Regional de la Campaña 28 de Septiembre. Esta coordinación es rotativa; hasta hoy se han encargado de ella cinco organizaciones: de 1993 a 1994, Católicas por el Derecho a Decidir de Uruguay; de 1994 a 1997, GIRE, de México; de 1997 a 1999, CIDEM, de Bolivia; de 2000 a 2002, la Rede Nacional Feminista de Saúde, de Brasil; y de 2003 a 2005, el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán.

Con la actual Campaña 28 de Septiembre se desea lograr que la sociedad en general, pero en especial quienes deciden políticas, entiendan que "la penalización está condenando a las mujeres que tienen mayores dificultades para el ejercicio de sus derechos -pues carecen de acceso a educación, información, atención de salud, recursos económicos, recursos institucionales- a poner en riesgo sus vidas".

LAS ACCIONES

La campaña arrancó en mayo y culminará el 25 de noviembre de este año con una marcha federal hacia el Congreso de la Nación en Argentina. Sin embargo, sus orígenes se remontan a un momento clave: la crisis de 2001 y la realización del Encuentro Nacional de Mujeres en la ciudad de Rosario, en agosto de 2003.

Martha Rosenberg, del Foro por los Derechos Reproductivos, una de las promotoras de esta campaña nacional, señala: "la movilización popular que caracterizó el período siguiente a la crisis de diciembre de 2000 creó un clima en el que las mujeres, movilizadas por la supervivencia y por sus reivindicaciones económicas, se hicieron sensibles al reclamo del derecho al aborto que había sido enarbolado exclusivamente por el movimiento feminista desde hacía muchos años".

En ese contexto de movilización social y, en particular, en algunas asambleas barriales en las que participaban feministas, surgió en Buenos Aires la Asamblea por el derecho al aborto, que se reunió semanalmente durante todo el año 2002 con asistencia de feministas, asambleístas, organizaciones estudiantiles, partidos políticos y frentes independientes sin organización.

Paralelamente, académicas e investigadoras sobre derechos, salud y temas de género, habían desarrollado diversas investigaciones cuyo marco era la despenalización del aborto. De esa asamblea surgió la idea de realizar el encuentro de Rosario, donde por primera vez se hizo un taller sobre Estrategias para el derecho al aborto, es decir, para quienes estaban de acuerdo con legalización y querían discutir estrategias para lograrla.

En este contexto, la organización Católicas por el Derecho a Decidir convocó en la Provincia de Córdoba a una reunión que contó con la presencia de 70 organizaciones.

Para octubre de 2004, los ministros de salud de todas las provincias argentinas, en el marco del Consejo Federal de Salud habían firmado un compromiso para la reducción de la muerte materna en Argentina.

LOS OBJETIVOS

Entre los objetivos de la campaña se encuentran los siguientes: "Que la mujer en situación de aborto no sea discriminada y reciba una atención humanizada, rápida, efectiva y con asesoramiento y provisión de insumos anticonceptivos. Garantizar el acceso a la atención del aborto no punible en los hospitales públicos, dando cumplimiento a lo estipulado en el Código Penal".

De acuerdo con la difusión de una encuesta nacional argentina, la mayoría de la población piensa que el aborto es una práctica clandestina generalizada, pero todavía no está convencida de que la legalización sea una solución, a pesar de las muertes de mujeres por esa causa. De acuerdo con Rosenberg, esto se debe, entre otras razones, a los prejuicios, las religiones, el mito de la maternidad, negación de la sexualidad de las mujeres y la discriminación"

En este sentido, concluye, "la campaña por la legalización se constituye en una herramienta importante de sensibilización, información y combate a mitos y prejuicios". Asimismo, reitera, "la campaña recolecta firmas y organiza distintas acciones culturales con el fin de dar visibilidad al problema de la práctica del aborto en condiciones de ilegalidad y elaborar un proyecto de ley que despenalice y legalice el aborto en todo el territorio nacional

De acuerdo con Rosenberg, "este aspecto de la legislación debe ser garantizado e implementado por el Ministerio de Salud y Ambiente, en cumplimiento del Compromiso para la Disminución de la Mortalidad Materna firmado en octubre de 2004".

Claudia Anzorena, socióloga argentina, señala: "no se sabe bien cuántos abortos se realizan en el país porque, al ser clandestino, es difícil registrarlo; hay quienes estiman entre 500 y 800 mil abortos por año. Asimismo, se cree que hay casi la misma cantidad de abortos que de nacimientos"

Y continúa: "la cantidad de muertes por complicaciones por aborto ronda las 200 mujeres por año. El problema es que en muy pocos casos se consignan las complicaciones por aborto provocado como causa de muerte. De todos modos, más allá de las cifras, las mujeres en Argentina abortan, y son las más pobres quienes sufren complicaciones".

Agrega la socióloga: "Como en todas partes, quien tiene el dinero puede acceder a un aborto en buenas condiciones de asepsia, pero no en buenas condiciones psicológicas, porque muchas mujeres son maltratadas por los médicos; la clandestinidad produce miedo y el ocultamiento produce sensaciones de culpa. Las mujeres pobres, además, sufren grandes riesgos en su salud, su integridad física y hasta a su vida."

Sitios de consulta:

-Campaña 28 de septiembre: http://www.abortolegal.org/
-Derecho al aborto: http://www.derechoalaborto.org.ar/
-Campaña Yo aborté: http://www.rimaweb.com.ar/aborto/yo_aborte.html
-Cuerpos autónomos, vidas soberanas. Mujeres y derecho al aborto libre y seguro (RSMLAC): http://www.reddesalud.org/espanol/sitio/071.htm


05/YT