Inicio Propone Rosario Ibarra a dos mujeres para Consejo de la CNDH

Propone Rosario Ibarra a dos mujeres para Consejo de la CNDH

Por Sara Lovera López

Tras un proceso abierto a la opinión pública, con 20 propuestas y un debate nacional para lograr un consejo consultivo dinámico de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) más equilibrado y acorde con los cambios y transformaciones de la vida política del país, el proyecto de dictamen que se resolverá esta semana propone a la maestra Gabriela Delgado Ballesteros y a la abogada Pilar Noriega García para sustituir a dos de sus integrantes, que ya han cumplido cinco años en el encargo.

Según lo establece el proyecto de dictamen, del cual obtuvo una copia Cimacnoticias, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, Rosario Ibarra de Piedra, llegó a esa conclusión, conciente de fortalecer a la CNDH.

La Comisión del Senado deberá acordar la propuesta hoy jueves y posteriormente se llevará a la asamblea para su aprobación. El debate continúa entre las y los integrantes de la comisión (4 de Acción Nacional, 3 del PRI, uno del PT, uno de Convergencia y uno del PRD).

Según se lee en el proyecto de dictamen, se considera necesario llevar voces frescas al Consejo Consultivo de la CNDH cuyo encargo es proteger y promover el respeto de los derechos humanos de todas las personas, difundirlos, así como profundizar el estudio de los mismos.

Pero, además, la CNDH es el órgano vigilante de la observancia de los derechos humanos de las mujeres según lo mandata la Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombres.

El proceso de selección no fue sencillo, pero ahora fue abierto y transparente, incluyó la comparecencia de 20 candidaturas, y técnicamente ha derrotado la tendencia partidista y reeleccionista que privó en el pasado.

Senadoras y senadores pudieron oír de viva voz las pretensiones, conocimientos y compromisos de las y los candidatos, y el proyecto de dictamen toma en cuenta que además de que el proceso fue útil para enfrentar la responsabilidad de seleccionar las mejores candidaturas, argumenta que hoy la CNDH debe responder más ampliamente al Estado de los derechos humanos de nuestro país.

Y señala que “vivimos un momento de muchos cambios y transformaciones en la vida política y social, de debates y polémicas sobre el futuro de nuestras instituciones, incluso en el terreno de los derechos humanos”.

Hoy se exige mayor respeto a los derechos humanos y se encuadra en el debate de nuevas iniciativas para modificar la Constitución de la República, elevando los derechos humanos al Artículo primero de la Carta Magna.

Es en este contexto, donde además el respeto a los derechos humanos de las mujeres ha cobrado en todos los discursos oficiales una mayor fuerza. Estas consideraciones del proyecto de dictamen favorecen la posibilidad de conocer y acceder al conocimiento y promoción de los derechos de las mujeres. Tanto Gabriela Delgado como Pilar Noriega son conocidas promotoras y protectoras de estos derechos.

Hasta ahora los 10 integrantes del Consejo Consultivo, todos de probada honorabilidad y convicción sobre las tareas fundamentales de la CNDH, incluyendo a las dos personas a sustituir, podrían tener la oportunidad de ampliar sus miradas con visión de género, que la ley da como responsabilidad expresa a la CNDH.

Todos estos argumentos están en la mesa de la Comisión senatorial y en el ánimo de los organismos que propusieron a ambas candidatas, tanto generales y mixtos como de mujeres. Voceras de Consorcio para el Diálogo Parlamentario establecieron en la promoción de Gabriela Delgado esta urgente necesidad en el seno del Consejo Consultivo, que renovará dos posiciones.

Cabe señalar que es potestad del Senado de la República elegir a los consejeros de acuerdo con la ley o en su caso ratificarlos, con una votación de dos terceras partes de sus integrantes.

De acuerdo con manifestaciones públicas, como la de Sergio Aguayo, transparentar el proceso, en momentos de poca credibilidad en las instituciones, ha sido un acierto. Y según la opinión de numerosas organizaciones de mujeres, incluir nuevos consejeros será una postura conveniente, frente a las nuevas tareas de la CNDH.

La abogada Teresa Ulloa manifestó que incluir una perspectiva de género en la CNDH es urgente, ante la evidencia de faltas y agravios como el cometido contra la periodista Lydia Cacho.

A su vez la comunidad universitaria también apoyó la candidatura de la maestra Gabriela Delgado. Asegura que mantener el carácter público, transparente y abierto del órgano que debe garantizar la vigencia de los derechos humanos también es fundamental en esta hora. La CNDH, según integrantes de la sociedad civil, debe estar en condiciones, cada vez mejores, para el cumplimiento de sus propósitos.

La recepción de candidaturas de gran calidad y compromiso, enriquecida por las comparecencias, ha dado, dice el dictamen, una mayor visión y criterio a la Comisión del Senado.

Está echada, pues, la posibilidad de que por primera vez desde la fundación de la CNDH y través del Senado de la República se puedan integrar dos personas de probada calidad académica y compromiso con los derechos de las mujeres y las y los excluidos.

En los pasillos del Senado se sabe que el doctor José Luis Soberanes, presidente de la CNDH, prefiere la reelección y ninguna nueva voz. Esta podría ser una equivocación.

Según la polémica en los medios, Soberanes, que tiende a actuar solo, como en el caso de asuntos principales, como el de Ernestina Ascencio o la polémica del aborto, con una CNDH que cuenta con cuantiosos recursos, hacen sospechosa esta actitud.

Hace un par de días, funcionarios de la CNDH entraron en pública polémica con Sergio Aguayo, lo que se considera un despropósito, porque la CNDH ha sido poco crítica en sus errores, que los ha tenido.

La senadora Rosario Ibarra, autora del proyecto de dictamen, está convencida de que en el terreno de los derechos humanos, además del compromiso se exige a personas con capacidad, conocimientos y trayectoria, como es el caso de las dos mujeres propuestas para responder a las urgencias vitales de los derechos humanos de mujeres y hombres.

07/SL/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content