Inicio Proponen en Chiapas programa obstétrico permanente

Proponen en Chiapas programa obstétrico permanente

Por Valeria Valencia Salinas

Para abatir la muerte materna en Chiapas, una de las tres entidades de la República con mayor índice, los programas gubernamentales tanto federales como estatales deben contemplar la atención obstétrica de emergencia las 24 horas de los 365 años del día y enfocarla a las mujeres que realmente necesiten ese tipo de atención.

Así lo propuso la investigadora y experta en el tema Graciela Freyermuth Enciso, quien en entrevista con Cimacnoticias señaló que esta propuesta se está trabajando para convertirla en un proyecto que busca llevarse a cabo en esta entidad, la cual hasta el momento ocupa el tercer lugar en muertes maternas.

Freyermuth Enciso señaló que las mujeres indígenas en Chiapas tienen un riesgo mayor de morir durante el embarazo, parto y puerperio, y específicamente la tasa de muerte materna en Chiapas se duplica en los municipios indígenas.

La investigadora, quien actualmente coordina el área de Antropología Médica en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social del Sureste (CIESAS), puntualizó que los programas gubernamentales dirigidos a disminuir la muerte materna no han logrado su objetivo.

Las razones, apunto, se deben a que se ha enfocado a evaluarla a través de indicadores de impacto -es decir número de mujeres que fallecen en relación con el número de nacimientos-, y no de proceso, que nos indicarían la forma en que se está atendiendo el riesgo obstétrico.

El porcentaje de partos complicados atendidos, porcentaje de referencias realizadas o porcentaje de cesáreas, presencia o ausencia de medicamentos y recursos necesarios para contener la hemorragia o para tratar la toxemia podrían ser los ejemplos más relevantes.

Este enfoque se lo atribuye al hecho de que en la década de los 70, a través de investigaciones, se encontró que existían mujeres embarazadas de alto y bajo riesgo, por lo que desde entonces las políticas de salud se dedicaron a detectar a embarazadas de alto riesgo y darles seguimiento, sin contemplar que las complicaciones durante el embarazo, parto y puerperio son muchas veces impredecibles.

Al comprobarse esto último mediante estudios que demostraban que si bien las complicaciones son difíciles de pronosticar pero posibles de tratar con la atención obstétrica de emergencia, se hace necesario un programa del tipo planteado para evitar la muerte materna.

La doctora en antropología social considera que la atención obstétrica de emergencia se debe proporcionar el día y año completos y a la par se debe de constituir una red de servicios de atención básicos, que permita la atención oportuna y la canalización a un servicio de emergencias completo, promover mecanismos para que estos servicios sean utilizados por aquellas mujeres que realmente lo necesiten y contar con indicadores de evaluación y monitoreo de acciones.

Por tanto, propone que el programa Arranque Parejo en la Vida, mediante sus siete hospitales y clínicas Sí Mujer establecidas en Chiapas, “es la instancia idónea para proporcionar este tipo de atención, como una estrategia para prevenir la muerte materna en la entidad”, pues recordó que en el 2001 murieron en México diariamente tres mujeres debido a dichas causas, de las que el 20 por ciento ocurrieron en Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

04/VVS/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más