Inicio Proponen frente de mujeres en resistencia en apoyo a SME

Proponen frente de mujeres en resistencia en apoyo a SME

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Trabajadoras de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) e integrantes de la Convención Nacional Democrática (CND), junto con representantes de organizaciones civiles, acordaron la creación de un frente nacional de mujeres en resistencia en apoyo al movimiento del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) contra del decreto de extinción de la compañía, el cual dejó sin empleo a más de cuatro mil mujeres y 40 mil hombres electricistas.

Al término de la presentación del libro “Mujeres: sustento de la dignidad trabajadora en la huelga de Euzkadi”, que se llevó a cabo ayer en el auditorio del SME, Josefina Mena, de la CND, expresó la importancia de que mujeres de otros movimientos en resistencia se unan en un frente nacional a la “lucha” que, desde hace un mes, dan las electricistas.

La propuesta de Mena fue aceptada por las trabajadoras de LyFC y por integrantes de la cooperativa Trabajadores Democráticos de Occidente (Tradoc), el Centro Laboral México (Celamex), Movimiento al Socialismo (Mas) y el Partido Obrero Socialista (POS), presentes en el auditorio del SME, donde también acordaron lanzar en breve la convocatoria para la conformación de dicho frente.

Durante el acto, en el que se dio a conocer el texto escrito por María Atilano Uriarte –el cual comprende testimonios de mujeres que en 2002 apoyaron la huelga de los mil 164 integrantes del Sindicato Nacional Revolucionario de Trabajadores de la Compañía Hulera Euzkadi en El Salto, Jalisco, conflicto que duró casi cuatro años y que culminó con el triunfo de los trabajadores –las y los participantes coincidieron en las similitudes de la huelga de Euzkadi con la que en unos días pretenden iniciar las y los electricistas.

Cabe mencionar que los trabajadores de Euzkadi recibieron sus indemnizaciones y que, con los salarios caídos, se hicieron propietarios de la mitad de la fábrica, valuada en 80 millones de dólares, y formaron la Cooperativa Tradoc.

La huelga de los trabajadores de Continental Tire se ganó “gracias a la resistencia de las mujeres, esposas, hijas; su resistencia empieza desde la casa, donde tienen que ver la forma de darles de comer a sus familias”, señaló Leda Silva, integrante del MAS, quien en ocasión del conflicto laboral colaboró en el movimiento de resistencia de los trabajadores.

De los más de mil empleados de la llantera transnacional, resistieron 600 obreros. El resto, probablemente, careció de apoyo por parte de su esposa y familia. Por ello, insistió Silva, es importante integrar a las esposas de los trabajadores del SME al movimiento de las trabajadoras.

Al respecto, Emilia Peña, trabajadora de LyFC, señaló que las electricistas no son sólo las empleadas de la empresa paraestatal; también lo son las esposas y las hijas de los trabajadores, quienes deberán sumarse a este frente nacional.

Entre el cierre de Euzkadi y la extinción de LyFC las similitudes van desde el despido “arbitrario” de miles de trabajadoras y trabajadores hasta los años de vida de sus sindicatos, detalló Enrique Gómez Delgado, asesor de la cooperativa Tradoc, durante la presentación del libro realizada con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll, la cual está vinculada al partido Alianza 90/ Verdes de Alemania.

Gómez Delgado destacó que en las anteriores organizaciones sindicales la participación de las mujeres ha sido fundamental. En Euzkadi “las esposas salieron a trabajar para poder resistir”. En el SME las trabajadoras conformaron un frente, y las esposas de los electricistas han sido participes de mítines y marchas.

Ambos grupos enfrentan a un “enemigo poderoso”. Los trabajadores de Euzkadi, a una de las llanteras más importantes en el mundo, mientras que el personal de LyFC encara al “cuestionable” gobierno del país.

Los dos sindicatos fueron fundados a mediados de los años treinta del siglo pasado, rompieron relación con la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y emplazaron a huelga a sus compañías después de que éstas cerraron.

Los trabajadores de El Salto estallaron la huelga el 22 de enero de 2002 y la empresa cerró sus puertas el 16 de diciembre de 2001. LyFC fue decretada extinta por Felipe Calderón Hinojosa, titular del Ejecutivo, el pasado 11 de octubre, y las y los trabajadores del SME pretenden emplazar a huelga el próximo 11 de noviembre.

Cabe mencionar que la huelga política está contemplada en la Ley Federal del Trabajo; con ella, se impide que la maquinaria salga de las empresas.

09/GCJ/YT/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content