Inicio » Propuesta panista, profundizaría deterioro laboral femenino

Propuesta panista, profundizaría deterioro laboral femenino

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La reforma laboral propuesta por el Partido Acción Nacional (PAN) viola los derechos laborales de 16.9 millones de trabajadoras mexicanas, es decir, el 38 por ciento de la población económicamente activa en el país.

Con el argumento de modernizar el ámbito laboral y elevar su competitividad, la propuesta blanquiazul “abarata todavía más” la mano de obra, sobre todo la de las mujeres, a quienes les dicen que se beneficiarán con la contratación por horas, alertaron sindicalistas y expertos en el tema laboral.

Así, con la propuesta panista, lejos de elevar su calidad de vida, al reducir sus jornadas y el tiempo de contratación, se anula la seguridad en el empleo y se reducen las prestaciones sociales, afirmó Rosario Ortiz Magallón, integrante de la Red de Mujeres Sindicalistas.

En lugar de facilitar la inserción de las mujeres al trabajo formal, la reforma, que recién presentó el PAN en la Cámara de Diputados, ignora una de las principales necesidades de las trabajadoras: la corresponsabilidad del cuidado del hogar entre mujeres y hombres.

Además omite la responsabilidad del Estado de brindar servicios públicos de cuidado infantil, de personas de la tercera edad, y de quienes padecen alguna discapacidad, lo cual permitiría a las mujeres cumplir jornadas de tiempo completo, y en consecuencia acceder a mejores condiciones de trabajo.

Y es que, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) las trabajadoras mexicanas dedican en promedio 34 horas a la semana al cuidado del hogar, mientras que los hombres ocupan 9.5 horas en esta labor.

En lugar de priorizar este aspecto, el PAN “le apuesta a que las mujeres participen en trabajos precarios para que se alleguen un ingreso que les impida morir de hambre”, indicó Ortiz Magallón.

Las modalidades de contratación por horas, a prueba, y temporales, que plantea esta reforma, “profundizan” el deterioro laboral en el que actualmente trabaja la mayoría de las mujeres del país.

Muestra de ello, es que de las 16.9 millones de mujeres económicamente activas, 64 por ciento carecen de acceso a servicios de salud, según reportó el Inegi en 2009.

El Instituto informó que el 61 por ciento de las trabajadoras percibe de uno a tres salarios mínimos, es decir de 54 a 172 pesos diarios. Mientras que 3.1 millones de mexicanas no reciben ingresos monetarios por la actividad económica que realizan.

En 2009, se incorporaron 565 mil trabajadoras a la economía informal, donde laboran 12.6 millones de personas, de las que 40 por ciento son mujeres. Cabe mencionar que en el país nunca antes se había alcanzado esa cifra.

En tanto, a principios de este año, el cuarto en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, quien se autonombró “Presidente del empleo”, se sumaron 500 mil personas a las filas del desempleo.

Al respecto, Manuel Fuentes Muñiz, abogado laboralista, advirtió que esta modalidad panista generaría “mayor inestabilidad en el empleo” debido a la reducción de la seguridad social y prestaciones.

Las mujeres serían las más afectadas, las personas contratadas por horas pierden la posibilidad de “hacer antigüedad” y “difícilmente” podrían reclamar una indemnización al momento de ser despedidas, agregó el especialista.

La iniciativa blanquiazul incluye una propuesta de regulación al trabajo doméstico remunerado, en la que ignora los derechos laborales “mínimos” de las trabajadoras del sector, dijo Ortiz Magallón..

Las modificaciones a la Ley Federal de Trabajo que plantea el PAN, definen los periodos de descanso obligatorio de las empleadas del hogar, quienes representan el 96.6 por ciento de más de un millón 716 mil 934 personas dedicadas a esta labor, según el Inegi.

También establece que los patrones deben proporcionarles una alimentación sana y suficiente. Así como las condiciones para que cursen la educación primaria.

Para Rosario Ortiz esta reforma una “burla” frente a la “alta precarización” en la que se ocupa el sector, muestra de ello, es que menos de 5 por ciento de sus contratos son escritos.

Sólo mil 52 están afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social, es decir, 0.01 por ciento del total. Y perciben los salarios más bajos, ya que 87 por ciento de ellas percibe de 1 a 2 salarios mínimos, entre 54 y 115 pesos al día.

Para las trabajadoras, la conformación de un sindicato sería el modo de pugnar sus derechos, señaló Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar.

Pero, de aprobarse la reforma panista, esta opción sería más difícil de alcanzar, porque sus modificaciones dificultan la consolidación de estas organizaciones.

Al respecto, Carlos de Buen, abogado laboral, aseguró que con dicha modificación, se evidencia la intención de “acabar” con los sindicatos representativos del país.

Ante este panorama, organizaciones sindicales del país han anunciado que se movilizarán para que esta iniciativa no pase. Mientras que el Partido de la Revolución Democrática presentará en las siguientes semanas una “contrapropuesta” de reforma laboral.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: