Inicio » Prostitución, forma más visible de explotación sexual infantil

Prostitución, forma más visible de explotación sexual infantil

Por Hypatia Velasco Ramírez

Los motivos por los que niñas y niños son objeto de explotación sexual comercial en las zonas metropolitanas, turísticas y fronterizas son la pobreza, la migración y la desintegración familiar, así como lo valores sociales y morales, siendo la prostitución la forma más común y visible de Explotación Sexual Comercial Infantil (ESCI) en México.

La ESCI, incluye el trabajo para mujeres menores de edad como bailarinas en centros nocturnos, según explica el Informe Especial sobre Explotación Sexual Comercial Infantil (ESCI), elaborado y presentado la semana pasada por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

El documento refiere que es común emplear niñas y niños en la pornografía –no obstante que los datos al respecto “son mucho más difíciles de verificar, dado el secreto que caracteriza a este tipo de explotación”— que afecta en particular a las y los menores de edad de entidades federativas fronterizas “pues suelen preferirse estas zonas por la facilidad de transporte a los Estados Unidos”, asegura.

Ya en 1996, la relatora especial de Naciones Unidas de visita en México señaló que durante un viaje a Estados Unidos fue informada de la existencia de operadores de turismo que organizaban viajes a nuestro país con el fin de tener relaciones sexuales con mujeres menores de 18 años.

La relatora se mostró decepcionada pues la Secretaría de Turismo negó la existencia o el posible riesgo de turismo sexual en Cancún, lugar donde, aseveró, mujeres menores de edad trabajaban en bares, loncherías y cafés en los que se les exigía ofrecer servicios sexuales a sus clientes.

Y, no obstante el “crecimiento a pasos agigantados de la ESCI”, como señala en el Informe Loreto García Muriel, directora en 2003 de Grupos Vulnerables del DIF Nacional, la cifra más reciente que se tiene sobre el número de niñas y niños explotados en México es de 16 mil y data del año 2000, pues de acuerdo con el presidente de la CDHDF, Emilio Álvarez Icaza, no existen estadísticas ni seguimientos sobre este tipo de delitos.

Esta falta de seguimiento se da aún cuando, según el Informe Especial, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en México “reveló que la pornografía infantil es un negocio estructurado y la ESCI es una práctica que se da en la mayor parte de los estados del país”.

Es en este contexto, explica, que el Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (Cedaw) se ha mostrado preocupado por las formas de explotación de mujeres y niñas en la prostitución y por el incremento de la pornografía y la prostitución infantil, así como por las pocas medidas realizadas para desalentar la demanda.

Asimismo, su preocupación se ha centrado en la falta de rehabilitación ofrecida a las mujeres que ejercen la prostitución.

Por ello, la Cedaw recomendó al Estado mexicano “el fortalecimiento de las medidas de prevención y la adopción de medidas para desalentar la demanda de prostitución y para ayudar a las víctimas de explotación”.

SIN ACCIONES Y PROGRAMAS

Con excepción de la Comisión sobre Prevención, Atención y Combate a Toda Forma de Violencia, Maltrato y Explotación Sexual Infantil, del Consejo Promotor de los Derechos de las Niñas y los Niños (DIF-DF), las acciones y programas llevados a cabo por las autoridades del Distrito Federal a nivel de la administración pública centralizada, los órganos administrativos desconcentrados y los descentralizados no contemplan un apartado específico sobre la Explotación Sexual Comercial Infantil (ESCI), señala el Informe Especial.

Asimismo, apunta, los programas de protección de los derechos de las y los niños y adolescentes descritos por autoridades del DF son incongruentes en algunos casos con el reconocimiento de estos derechos: “No hay programas o acciones de atención especial y directa a las personas menores de edad cuando sufren violencia familiar, sino que la intervención se debe hacer en presencia de los papás y el juez de lo familiar”.

El Distrito Federal no tiene programas y acciones contra el ESCI y tampoco existen políticas públicas directas y específicas en torno a esta práctica, advierte.

Además, las acciones y programas en el tema de ESCI “se han abordado por etapas y no integralmente”.

Igualmente, se han dirigido sólo a difundir y sensibilizar a la población del DF y en ocasiones a la atención de las víctimas de violencia, sin resultar en programas dirigidos a la Explotación Sexual Comercial Infantil.

Tampoco existen, por parte de las autoridades, elementos proporcionados con el fin de concluir que hay mecanismos de evaluación del impacto y los resultados de los programas desarrollados por las dependencias, delegaciones y órganos descentralizados del DF.

Y aún cuando la Comisión Sobre Prevención, Atención y Combate a Toda Forma de Violencia, Maltrato y Explotación Sexual Comercial de las Niñas y los Niños, es la única instancia que atiende la ESCI en el Distrito Federal de manera directa y con un enfoque casi integral, no existen resultados de los trabajos que ha realizado en esta materia.

Por ello, dice el Informe, es importante que el gobierno del Distrito Federal tenga la voluntad política para realizar programas y políticas públicas de protección sociales y seguridad para las y los menores de edad y adolescentes, con el objetivo de lograr acciones y medidas encaminadas a protegerlos como víctimas de violencia y explotación sexual y no “verlos como criminales”.

07/HVR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: