Inicio Protestan contra iniciativa para legalizar explotación sexual

Protestan contra iniciativa para legalizar explotación sexual

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

La Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés) realizó hoy un acto lúdico en la explanada de la delegación Cuauhtémoc, en esta capital, contra la iniciativa de ley presentada por el delegado Alejandro Fernández Ramírez, para legalizar la explotación sexual en el Distrito Federal.  
 
De espaldas a un evento oficial de la delegación Cuauhtémoc –por el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, pero sin dar información al respecto–, mujeres integrantes de la CATWLAC –agrupación que lucha contra la explotación sexual desde 1990– bailaron vestidas de naranja y con moretones en la cara, a modo de repudio a las agresiones de género.
 
El pasado 10 de noviembre, el delegado Alejandro Fernández Ramírez anunció que enviará a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) una iniciativa de ley para “legalizar la prostitución”, a fin de “regular espacios públicos y privados en los que se brinden servicios sexuales”.
 
Según el delegado, lo que se pretende con el proyecto es que el DF alcance la vanguardia de países como Holanda o Alemania, donde se legalizó la explotación sexual comercial.
 
Teresa Ulloa Ziaurriz, directora regional de la CATWLAC, denunció que la iniciativa, lejos de proteger a las mujeres y brindarles una vida digna, regularizará a los proxenetas que explotan sexualmente a cientos de niñas, adolescentes y mujeres en la delegación Cuauhtémoc (ubicada en el centro de la Ciudad de México y donde se asientan los poderes políticos y económicos del país).
 
“La prostitución es una de las peores formas de violencia contra las mujeres, que las denigra, que atenta contra sus Derechos Humanos (DH) y su dignidad. La prostitución no es un trabajo, es una institución patriarcal que sojuzga, somete y administra la sexualidad de las mujeres”, criticó la activista.  
 
Ulloa señaló que la explotación sexual no puede ser considerada un trabajo porque cosifica a las mujeres, las coloca en categoría de mercancía y atenta contra su dignidad.
 
Observó que en lugar de legalizar a los proxenetas, el delegado debería garantizar mecanismos de exigibilidad de justicia y protección a los DH, aprehender a los proxenetas (a quienes la delegación tiene perfectamente ubicados, según dijo la defensora), tener refugios y opciones dignas de empleo para las mujeres que actualmente enfrentan esta situación.
 
La activista acusó que ya existe una recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para la delegación Cuauhtémoc, porque el anterior titular de la demarcación erogó presupuesto para promover la explotación sexual con la construcción de retornos en la vía pública, para que los “consumidores” de la prostitución estuvieran más cómodos.
 
De acuerdo con la experta, contrario al argumento del delegado, la tendencia mundial apunta a sancionar a quienes demandan la prostitución, como acaba de hacer el Parlamento de Irlanda y se discute hoy en el Senado de Francia.
 
Según comentó Ulloa, hasta ahora no han disminuido la violencia contra las mujeres ni la ocurrencia de este delito en Holanda o Alemania (donde se legalizó la explotación sexual), ya que de acuerdo con datos CATWLAC, 90 por ciento de las mujeres obligadas a prostituirse en Europa son inmigrantes que entran a través de mafias trasnacionales, y (según datos de la embajada de Holanda en México), la mayoría de las mujeres en prostitución se encuentra en una relación de dependencia con su explotador legal, la denuncia por violencia es baja, y es difícil salir del sector. 
 
De acuerdo con lo que declaró el delegado, en Cuauhtémoc se tienen identificados 151 puntos, distribuidos en 29 colonias, donde 5 mil personas son explotadas sexualmente, y de las cuales 70 por ciento son mujeres. 
 
La protesta de la CATWLAC se vio opacada porque a la misma hora se programó un evento de la delegación, donde se dieron bocadillos y se hizo un concurso de baile para las mujeres, pero no se explicó a las presentes (personal femenino de la delegación) el por qué de la conmemoración del 25 de noviembre, y su origen tras el asesinato de las hermanas Mirabal, perpetrado por el dictador Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana, en 1960.
 
Además, cuatro policías, tres funcionarias y un fotógrafo de la delegación intimidaron a quienes participaron en el acto de la CATWLAC. Incluso grabaron con celulares y tomaron fotos a Teresa Ulloa. 
 
14/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más