Inicio Pugnan españolas por la plena igualdad

Pugnan españolas por la plena igualdad

Por Lourdes Godínez Leal

Aunque podría pensarse que las mujeres europeas están a la cabeza en la conquista de logros en comparación con las latinoamericanas, árabes y de otros continentes, a 25 años de promulgada la Constitución política de su país, las españolas siguen luchando por alcanzar la igualdad.

Si bien su participación ha sido importante en algunos espacios, no ha sido suficiente, continúan enfrentando situaciones como la doble jornada de trabajo, el cuidado de los hijos y la discriminación en el ámbito laboral.

Y es que a decir de académicas españolas entrevistadas por la revista Trabajadora, de España, mientras no exista la igualdad entre los sexos que se refleje en cambios de actitud hacia las mujeres, éstas tendrán que seguir sujetas a un papel de subordinación en todos los ámbitos.

Desde tres concepciones diferentes, académicas hablan sobre la Constitución española. Para la filósofa Amelia Valcárcel, “la igualdad se puede construir poco a poco comenzando por la gente joven”.

Aunque la carta magna española consagra la igualdad, en la práctica no es así. Las mujeres han tenido que luchar para conseguirla. En Occidente, considera, las mujeres han encontrado más libertad y enfrentan menos diferencias.

La lucha de las feministas españolas por lograr la igualdad se ha dado a cuentagotas; el tramo que han andado ha sido largo, las conquistas van a medio camino.

Pudiéramos pensar que por ser europeas van a la cabeza en la conquista de logros para las mujeres, sin embargo su realidad aún es muy cercana a la de las mujeres latinoamericanas, mexicanas, árabes y de otros continentes que siguen buscando la igualdad entre los sexos.

Todas ellas comparten la doble jornada de trabajo, la discriminación laboral que se traduce en bajos salarios, el trabajo doméstico no reconocido y el cuidado de los hijos.

Por años, se ha asignado a la mujer el trabajo no remunerado porque “su condición lo supone”, es “tradicional”, afirma la socióloga María Angeles Durán.

“En este país, las mujeres realizan el 35 por ciento del trabajo remunerado y el 78 por ciento del no remunerado”, según una encuesta realizada.

Para la socióloga, lo que se necesita es un cambio de actitud por parte de los hombres, si ellos no colaboran para asumir el rol de la mujer, entonces ésta no podrá aspirar a otro destino que no sea el de ama de casa y cuidadora de los hijos.

25 años de Constitución española han significado, aunque a paso lento, mayor incorporación de las mujeres a la educación, la política, la cultura y al ámbito laboral.

“Las jóvenes actuales no se parecen en nada a sus madres o abuelas, lo que sí es cierto es que éstas quieren más trabajo remunerado y menos trabajo doméstico”, concluyó la socióloga.

Desde el punto de vista jurídico, Eva Silván habla sobre la igualdad, para ella es muy claro, las estructuras socioculturales existentes son las responsables de la desigualdad.

El reparto inequitativo de los roles entre hombres y mujeres ha sido difícil de romper, lo que hace falta, considera, es adoptar medidas de carácter sociocultural y, como ejemplo, propone la creación de una licencia de paternidad de titularidad para que las mujeres puedan acceder a otros puestos de trabajo.

Y es que hay situaciones que la mujer puede compartir con el hombre, como en el caso de la maternidad o de los permisos por enfermedad.

Para la abogada feminista, las españolas no se dan cuenta que son discriminadas, todavía es muy alto el porcentaje de ellas que continúa asumiendo el reparto tradicional de funciones que deberían compartir con su pareja.

Esto, en gran medida, ha propiciado que sean los hombres quienes pasan la mayor parte del tiempo en el trabajo, ganan más dinero y tienen mayores oportunidades de ascender, y ha orillado a la mujer a dividir su tiempo entre la familia y el trabajo.

Finalmente, la jurista española establece que en lugar de hablar de cómo ayudar a las mujeres para el cuidado de los hijos cuando están trabajando, por ejemplo, debería discutirse cómo incluir a los hombres en las mismas funciones para que ambos tengan las oportunidades equitativas.

04/LGL/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más