Inicio » Quieren demócratas reforma migratoria antes de agosto

Quieren demócratas reforma migratoria antes de agosto

El Partido Demócrata hará todo lo posible para someter el proyecto de la reforma migratoria a votación ante el pleno del Senado antes del receso de agosto, informó el líder de la mayoría por ese partido, Harry Reid, el pasado lunes.

Mencionó que el debate se iniciaría el 22 de marzo en el Comité Judicial del Senado, instancia que abordaría “alguna forma de poner en camino de legalización” para la mayoría de las y los 12 millones de indocumentadas que viven en el país.

Reid destacó que la reforma deberá abordar la seguridad fronteriza, un programa de trabajadores temporales y “alguna forma de poner en camino de legalización” a las y los indocumentados que ya viven y trabajan en Estados Unidos.

Una vez aprobado en el Comité, “lo voy a llevar ante el pleno del Senado antes del receso de agosto”, indicó a periodistas al concluir una reunión con la canciller mexicana, Patricia Espinosa, y el nuevo embajador de ese país en Washington, Arturo Sarukhan.

Reid reconoció que el debate migratorio “será difícil” y dijo: “tenemos que resolver varios problemas relacionados con la inmigración”.

Al respecto, la cadena noticiosa en español Univisión informó de este hecho, añadiendo que la meta del líder del Senado es que el proyecto de reforma migratoria sea similar a lo esperado por el presidente George W. Bush.

Bush ha solicitado en varias ocasiones un plan que incluya seguridad fronteriza, que controle la inmigración indocumentada, contemple un programa de visas temporales de empleo y una vía de legalización para las y los indocumentados que ya se encuentran en Estados Unidos.

La postura de Bush, sin embargo, es contraria a la actitud del ala más conservadora de su partido, que señala la legalización como una “amnistía” inmerecida para las y los indocumentados.

De igual forma, la televisora señala que Reid favorece una reforma similar al plan bipartidista recomendado por primera vez en mayo de 2005 por los senadores Edward Kennedy, demócrata de Massachussets, y John McCain, republicano de Arizona.

La propuesta incluye seguridad fronteriza y una vía hacia la ciudadanía para todos aquellos indocumentados que llevan tiempo en el país, pagan impuestos y carecen de antecedentes criminales.

Cabe señalar que el proceso para alcanzar la ciudadanía tardaría entre 11 a 15 años y los beneficiarios pagarían una multa para subsanar el tiempo de estadía sin documentos.

La semana pasada, la oficina de Reid dijo a Univisión que está en camino una nueva versión del plan.

Las medidas del plan Kennedy-McCain son similares a las que apoya Bush, y que el año pasado el liderazgo republicano frenó por considerar que una propuesta aprobada por el Senado el 25 de mayo no era congruente con las políticas de seguridad adoptadas por la administración.

Sobre el compromiso de Bush con la reforma de las leyes de inmigración, Reid dijo que se reunió con el mandatario hace diez días y que éste “se comprometió” a continuar impulsando el proyecto de reforma.

“Él y su administración tienen que involucrarse en esto”, para que el proyecto salga a flote, concluyó.

07/LPB/GT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: