Inicio Reabre polémica sobre aborto en Argentina el juicio contra Romina Tijerina

Reabre polémica sobre aborto en Argentina el juicio contra Romina Tijerina

Por la Redacción

El juicio oral y público que se le sigue a la joven argentina Romina Tejerina, reabrió el debate en los medios de comunicación y la sociedad en general, sobre la necesidad de despenalizar el aborto en casos específicos.

En Argentina sólo hay dos casos en los que el aborto no es punible: cuando la vida de la madre está en riesgo o por violación de una mujer “demente” o “idiota”.

Tejerina fue condenada a la pena de 14 años de prisión al ser encontrada culpable del delito de “homicidio calificado por el vínculo´´, en perjuicio de su hija recién nacida, fruto de una violación.

El fallo unánime de la Sala II del fuero penal la encontró “responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, mediando circunstancias extraordinarias de atenuación”, por lo cual fijaron la pena en 14 años de cárcel, aunque el fiscal había solicitado “cadena perpetua”.

Hace tres años, en el 2002, a los 19 años, Romina fue violada por su vecino “Pocho” Vargas, hermano de un policía. El miedo y la vergüenza hicieron que ocultara la violación y el embarazo que resultó de ella.

Siete meses después, al haber fracasado sus intentos caseros para abortar, dio muerte a la criatura que acababa de parir en el baño de su casa, en medio de un brote psicótico causado por el trauma de la violación, según su abogada.1

Cuando escuchó la sentencia, Romina Tejerina se quebró en llanto y abrazó a su abogada, Mariana Vargas.

La justicia argentina separó la violación del resto del caso, desvinculando la violencia sufrida por Romina de su consecuencia; buscaban mostrarla como una asesina fría y despiadada, llegando a negar que hubo una violación.

La fiscal intentó mostrar que usar minifaldas, salir a bailar y pelearse con los padres (cosas que hace cualquier adolescente) eran motivos para considerarla una homicida. También remarcó que haber intentado abortar era otra razón para condenarla, sosteniendo así el argumento de la Iglesia de que las mujeres que abortan son asesinas, idea que fundamenta la ilegalidad del aborto.

Por su parte, los abogados de Romina Tejerina anunciaron su intención de apelar el fallo y señalaron que para el cómputo de la pena se contarán doble los 2 años y 8 meses que la joven ya pasó el prisión.

Tras presenciar la lectura del fallo, la madre de Romina repudió la decisión judicial y se preguntó “por qué no lo condenaron así al violador. Nosotros seguimos sufriendo y el sinvergüenza éste sigue libre´´, se lamentó.

Cabe mencionar que no se tomaron en cuenta las pruebas presentadas por su defensa, no se realizó un examen de ADN para comprobar que el violador era el padre de la criatura, hubo maltrato físico y psicológico por parte del personal médico y peritos que debían constatar el estado psicológico de la joven.

2005/GT/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content