Inicio Recibe Hospital General embarazadas graves de otros nosocomios

Recibe Hospital General embarazadas graves de otros nosocomios

Por Miriam Ruiz

El Hospital General de México (HGM), donde hoy por hoy llegan personas de todo el país y con todas las enfermedades, atiende casi 11 mil partos al año, el doble que el Instituto Nacional de Perinatología (Inper), institución que les envía de manera constante a pacientes de alto riesgo, con complicaciones que ponen en peligro su vida.

En entrevista con Cimacnoticias, la coordinadora de la Consulta Externa de Ginecobstetricia del HGM, María Auxiliadora Arellano Carrillo, informó “atendemos de 30 a 35 partos diarios, porque es el número de camas que tenemos disponibles”, lo que representa el 4.6 por ciento de las 765 camas en servicios obstétricos que se reportan oficialmente para la Ciudad de México.

A diario hasta 40 pacientes provenientes de la capital, del Estado de México y de otras demarcaciones reciben consulta médica.

“Ocasionalmente atendemos a mujeres centro y sudamericanas que llegan en malas condiciones económicas. Vienen de Guatemala y Honduras, sabemos que su paso por México es con la ilusión de llegar a Estados Unidos. También ingresan argentinas y uruguayas; todas de nivel socioeconómico bajo”.

La población sin recursos es la constante en el hospital. Así se aprecia desde la calle, donde durante horas muy largas y soleadas esperan pacientes y familiares en espera de fichas o resultados de estudios clínicos.

Desde hace un siglo, este hospital civil se ha caracterizado por atender a las y los enfermos de menor acceso a los servicios de salud. Los cuadros dramáticos de muchos hijos y sin dinero han sido comunes. Pero ahora, el servicio de ginecobstetricia atiende los embarazos y partos de las profesionistas desempleadas.

“Vemos ingenieras industriales, abogadas o contadoras que llegan a este hospital solicitando atención médica. A mí me admira mucho eso, es un reflejo de la falta de empleo que existe en el país”, agregó María Auxiliadora Arellano.

La sensación de aglomeramiento al entrada del hospital desaparece al llegar a los edificios interiores, donde lo mismo atienden problemas urológicos, que respiratorios o partos. El lugar es silencioso, la atención amable pese a las limitaciones.

En los tres pisos del edificio 112 de Ginecobstetricia, el personal recibe a las embarazadas que remiten de los centros de salud cuando les detectan alguna complicación. “Es más, nos las envían del Hospital de la Mujer, del Juárez y de Perinatología”, donde son “muy selectivos”.

En el Inper “hacen estudios específicos sobre alguna patología de la mujer embarazada”, indicó Arrellano, quien aseguró que “las que no entran en ese esquema de investigación son mandadas a este hospital y con todo gusto las recibimos y las atendemos”. siempre y cuando, cuenten con camas y materiales.

La mortalidad materna en el HGM es baja, expresó la doctora Arellano, sin poder precisar la tasa de defunción puesto que tienen “excelentes terapeutas”, al estimar que manejan cifras semejantes al Hospital de la Mujer o al Hospital Gea González.

Lo anterior es sorprendente, mientras el personal de la institución refiere que allí prevalece la segunda causa de mortalidad materna: la preeclampsia y la eclampsia, enfermedades vinculadas a la pobreza que se caracteriza por presión alta, pérdida de proteínas en la orina e hinchazón. A ese hospital llegan mujeres que nunca han sido atendidas en ningún lado, hinchadas de cabeza a pies.

“Esas pacientes tienen problemas de coagulación importante y no las conocemos totalmente, por lo que son enviada a la terapia intensiva de manera inmediata”, dijo la doctora Arellano. Así nos llegan de cualquier hospital pequeño “de (el hospital de ) Topilejo nos mandan muchas ya con complicaciones y nos hacemos responsables de ellas”.

04/MR/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más