Inicio Recibe indígena lenca de Honduras premio de la FAO

Recibe indígena lenca de Honduras premio de la FAO

Por la Redacción

En el Día Internacional de la Mujer Rural, María Santos Díaz, mujer indígena de la etnia lenca de Honduras, recibió el Premio Nacional de Alimentación el 18 de octubre por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) por sus 20 años de constante labor humanitaria y apoyo a su comunidad.

La etnia lenca vive en los departamentos hondureños de Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua y parte de Cortés, Valle y Francisco Morazán, en condiciones extremadamente precarias, al igual que otras etnias de Honduras y de América Central.

Santos Díaz, proviene del departamento de Intibucá, situado en la parte más montañosa y alta de Honduras, en la zona centro occidental del país.

A pesar de los obstáculos y las carencias que sufrió desde pequeña, María se propuso ayudar a las mujeres de su pueblo y a organizarse con el fin de valerse por sí mismas, publicó el portal Mujeres Hoy.

Hija de padres campesinos, María es ahora presidenta de la Asociación de Mujeres Microempresarias Lencas, organización que impulsa proyectos de agricultura, floricultura, panadería, artesanías.

En 20 años de constante labor humanitaria y apoyo a su comunidad le fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), instancia que le confirió el Premio Nacional de Alimentación.

“Cuando me dijeron que me habían escogido no podía creerlo porque habemos muchas mujeres trabajadoras en este país, que damos todo por nuestras familias y por ayudar a los demás”, declaró María, con mucha modestia.

“Empecé alfabetizando a mis padres y luego a mi comunidad como voluntaria, trabajé lavando ropa y vendiendo tortillas para sobrevivir, siempre estoy pensando en cómo mejorar el nivel de vida y hacer gestiones para poder salir adelante”, comentó la orgullosa galardonada.

María, es una campesina lenca que quizás ni haya escuchado los discursos contra el hambre y la pobreza que los líderes mundiales pronunciaron durante la Cumbre del Milenio, hace 4 años, cuando se comprometieron a luchar para que la cantidad de hambrientos en el mundo se redujera a la mitad en 2015.

Es posible que María tampoco sepa que las mismas Naciones Unidas reconocen que esa meta no se va a alcanzar, porque los países desarrollados no han cumplido con sus promesas de aportar fondos.

2004/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content