Inicio » Reconoce Fox rezagos para el logro de la equidad en discurso

Reconoce Fox rezagos para el logro de la equidad en discurso

Por María de la Luz González

La falta de acceso a la justicia es todavía una de las más comunes violaciones a los derechos humanos de las mujeres en México, reconoció Patricia Espinosa, titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) durante a ceremonia oficial del Día Internacional de la Mujer.

En el mismo acto, un grupo de mujeres oficiales de la Marina que exigió igualdad respecto de los varones fue ignorado por el presidente Vicente Fox, mientras por las calles de la ciudad marchaban miles de mujeres en demanda de respeto a sus derechos.

Ante el presidente Vicente Fox y el ministro Mariano Azuela Güitrón, titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Espinosa Torres demandó que la justicia se aplique sin discriminación de género y se dé un trato igualitario a las mujeres, pues una democracia no califica como tal si las excluye.

En el Castillo de Chapultepec, la funcionaria y el jefe del Ejecutivo no perdieron la oportunidad de difundir lo que consideran logros del sexenio en materia de política de género, mediante la presentación del video “Todo un sexenio trabajando por los derechos de las mujeres”.

Sin tomar en cuenta las restricciones a la difusión de la obra pública impuestas por el Instituto Federal Electoral (IFE) por la etapa preelectoral, difundieron en el video un recuento de las acciones realizadas por las diferentes dependencias del gobierno federal en favor de las mujeres en los últimos cinco años.

La violencia de género solo fue mencionada por el procurador general de la República, Daniel Cabeza de Vaca, al destacar la creación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Violentos contra las Mujeres, mientras que la titular del Inmujeres reconoció las fallas en la procuración de justicia.

“La igualdad ante la ley que señala la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no se traduce todavía en los hechos en un ejercicio efectivo del derecho al debido proceso y a una justicia pronta, gratuita y expedita para las mujeres”, sostuvo la funcionaria.

Destacó que las mujeres deben enfrentar un sistema de procuración y de administración de justicia que desvaloriza sus reclamos y en el que prevalece una interpretación androcéntrica de ley, fenómeno que se repite siempre que ellas acuden a resolver sus problemas en materia civil y familiar.

Lo mismo ocurre cuando son parte de un proceso legal, ya sea como víctimas o responsables de un delito, y esta situación, una de las grandes deudas históricas con las mujeres, “prevalecerá y no seremos sujetos de la justicia mientras quienes la procuran o administran sigan perpetuando la discriminación”, advirtió.

El presidente Vicente Fox, por su parte, reconoció que la sociedad tiene todavía muchos rezagos que superar, prejuicios que desterrar y costumbres que cambiar, por lo que el logro de la equidad plena reclama de todos más voluntad, esfuerzo, generosidad y respeto a las diferencias.

“En el siglo XXI, en todo el mundo la pobreza y la marginación tienen aún rostro de mujer: la violencia mata a más mujeres que el cáncer y en millones de hogares se violan de manera cotidiana sus derechos humanos”, sostuvo.

Sostuvo que el México democrático del siglo XXI debe asumir, como uno de sus grandes retos fundamentales el garantizar el ejercicio pleno de todos los derechos para todas las mujeres y aseveró que ” el siglo XXI es el siglo de las mujeres ” .

Al terminar la ceremonia, el mandatario se acercó a algunas de las mujeres presentes para felicitarlas, y simuló no escuchar los reclamos de un grupo de mujeres pertenecientes a la Secretaría de Marina que, subidas en las sillas, le pedían paridad.

“Paridad, señor presidente, queremos navegar, que nos den botes”, demandaban, mientras Fox seguía estrechando manos sin atenderlas, hasta que se percató que su esposa, Marta Sahagún, se había quedado atrás, también saludando, por lo que la llamó con un silbido que desató risas entre las y los asistentes al acto.

Marchan mujeres por sus derechos

Miles de mujeres del movimiento Antorcha Campesina marcharon ayer desde el Monumento a la Revolución hasta la residencia oficial de Los Pinos, con una escala en la Secretaría de Gobernación (Segob), en demanda de la liberación de presos políticos.

Vestidas de blanco y con una rosa roja en la mano, exigían la liberación de Cristina Rosas Illescas, lideresa del movimiento en Querétaro, y de otros 17 presos miembros de la organización. Rosas está presa en el penal de San José el Alto desde hace más de un año.

La marcha, que salió alrededor de las 10:00 horas del Monumento a la Revolución, llegó cerca del mediodía a la Segob, para luego dirigirse a Los Pinos, donde mantuvo bloqueadas por varias horas las avenidas de Chivatito y Paseo de la Reforma en demanda de una audiencia.

06/MLG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: