Inicio Reconocen intelectuales aportación de Susan Sontag

Reconocen intelectuales aportación de Susan Sontag

Por la Redacción

Intelectuales de diversas partes del mundo reconocieron la aportación cultural y humanitaria de Susan Sontag, escritora norteamericana fallecida el pasado 28 de diciembre, a los 71 años de edad.

En entrevistas por separado, intelectuales lamentaron la pérdida de una analista rigurosa e inteligente de los acontecimientos de la historia moderna, desde la guerra de Vietnan hasta la aún no terminada guerra de Irak y quien dijeron debió recibir el Premio Nobel de la Paz.

Para el alemán Guenter Grass, Premio Nobel de Literatura, la fallecida escritora estadounidense, Susan Sontag, fue “una gran patriota americana”, declaró el autor germano en la ciudad de Luebeck.

“Con mucho valor y sin dejarse amedrentar por nada, Susan Sontag criticó las irregularidades en su país y por eso fue atacada y ofendida”, dijo Grass, quien agregó que al margen de su actividad política, mucha gente no tomó en cuenta que Susan Sontag era igualmente “una gran escritora”.

HEROÍNA BIBLICA

Por su parte, el escritor mexicano Carlos Fuentes recordó a la escritora estadounidense como una de las intelectuales más brillantes que había conocido y destacó su “valor cívico” frente a temas como la guerra.

Sontag era como una “heroína bíblica con una fuerza moral incomparable”, dijo Fuentes en declaraciones a la radio mexicana y agregó que “era deslumbrante su inteligencia, la rapidez mental”.

Además, en un texto publicado en el diario Reforma, Fuentes consideró que “ese inmenso talento de Sontag no se detenía en la razón, sino que comprendía al corazón”.

El autor de Aura afirmó que la escritora estuvo presente en Vietnam para denunciar el error de una guerra y en Sarajevo para atestiguar el horror de otra. Su batalla política final la dio contra el gobierno de George W. Bush y “los peligros de una política externa producto de la ignorancia, la soberbia y el peligro de suprimir, en los propios Estados Unidos, las libertades públicas”.

“Fue la primera y más fuerte voz de los intelectuales del norte contra la pandilla de la Casa Blanca y las teorías suicidas del unilateralismo y la guerra preventiva”, indicó.

MERECÍA EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ

Por otra parte, en Bosnia, el presidente de la asociación de escritores de Bosnia-Herzegovina y director del Teatro Nacional, Gradimir Gojer, dijo que la muerte de Sontag marca el fin de lo que puede llamarse “una reflexión vanguardista en el mundo”. “Lo que nos unía a ella fue su compromiso con la tragedia de Bosnia-Herzegovina durante la guerra de 1992 a 1995”, dijo.

La escritora hubiera merecido el Premio Nobel de la Paz, porque luchaba por los derechos humanos y la libertad, dijo, por su parte, Ibrahim Spahic, director del Centro Internacional de la Paz de Sarajevo.

Mientras la sitiada Sarajevo estaba siendo atacada por los serbios, Sontag viajó a la ciudad para ayudar a sus habitantes, pero sobre todo a los escritores y a los hombres de teatro, recordó Gojer.

Incluso dirigió la obra de Samuel Beckett Esperando a Godoy, con el fin de ayudar a los artistas a resistir en medio de la agresión. La ciudad le agradeció nombrándola Ciudadana de Honor.

El escritor Salman Rushdie, presidente del Club Pen de Estados Unidos, calificó a Sontag de “literata destacada y pensadora intrépida, que siempre luchó valientemente por la verdad” e insistía en que los escritores “están comprometidos a tomar posición sobre los temas importantes de la actualidad”.

Los medios británicos también recordaron a la escritora. El conservador Daily Telegraph señaló: “Su obra hacía posible la crítica inteligente a la cultura moderna y tiene por lo tanto efectos básicos sobre las futuras generaciones de autores, críticos y periodistas”.

El liberal de izquierdas The Guardian la calificó de “luchadora, cuyo arma era el bolígrafo”. The Times escribió: “Sontag encarnó para América el concepto francés de un intelectual público”. En un comentario de la BBC, se dijo: “Su legado es la libertad de opinión”.

La escritora canadiense Margaret Atwood fue citada por el Guardian con las siguientes palabras: “Era una mujer única y valiente. Incluso cuando uno no coincidía con ella, siempre te hacía reflexionar”.

2005/MH/SJE

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más