Inicio Recortes de más del 50 por ciento a programas de la mujer

Recortes de más del 50 por ciento a programas de la mujer

Por Rafael Maya

En el colmo del desinterés del Ejecutivo Federal para apoyar los programas de atención a las mexicanas, la Secretaría de Salud (SS) informó que para 2004 prevé ejercer menos de la mitad de lo que se aprobó para este año a programas sanitarios de mujeres.

En un documento entregado la víspera por la Secretaría de Hacienda a la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, la SS reporta que los programas de salud para mujeres tendrán un recorte de 51.3 por ciento respecto del cierre esperado para 2003.

La dependencia informa que el proyecto de egresos de la Federación para el 2004 prevé para salud de las mexicanas tan sólo 670.26 millones de pesos, mientras que para 2003 la Cámara Baja aprobó mil 326.02 millones de pesos para ese rubro.

En el documento presentado a la Comisión de Equidad se desglosan únicamente ocho programas de atención: Mujer y Salud (Promsa), Arranque Parejo en la Vida (APV), Violencia Contra las Mujeres, Cáncer Cérvico Uterino y Mamario, y Salud Reproductiva.

Además se enumeran: Adquisición de antirretrovirales VIH/Sida, Otorgar atención médica en el Hospital de la Mujer, y el Instituto Nacional de Perinatología.

Cuatro programas presentan recortes de casi 100 por ciento y dos aparecen sin ninguna asignación presupuestal: violencia contra las mujeres y el de antirretrovirales.

Sobre este último programa cabe recordar que el presidente Vicente Fox se comprometió hace unos días con grupos civiles de combate al Sida a que el presupuesto para medicamentos contra la pandemia tendrá el año próximo 130 millones de pesos adicionales. Sin embargo, el proyecto de presupuesto de la SS no contempla ninguna asignación para ese fin.

Entre lo más grave -advierten diputadas de la Comisión de Equidad y Género de San Lázaro- está la desaparición del programa de prevención y atención de la violencia de género en el proyecto de presupuesto de egresos.

En México -según datos de la Encuesta Nacional sobre Violencia elaborada por la propia SS- una de cada cinco mexicanas padece algún tipo de violencia intrafamiliar. Incuso la cifra aumenta a una de cada tres mujeres al preguntarles si han sufrido violencia psicológica, sexual o física a lo largo de su vida.

La violencia familiar, concluyó la investigación de la secretaría emcabezada por Julio Frenk, “es un problema de salud pública de gran magnitud”, la cual “tiene un serio impacto, demostrable en la calidad de vida”.

Y a pesar de ser un problema de “gran magnitud”, el programa contra violencia desaparece de las prioridades presupuestales del Ejecutivo Federal.

Apenas el pasado 25 de noviembre -en el Día Internacional de la No Violencia Hacia las Mujeres- diversos funcionarios y funcionarias e incluso el presidente Fox se comprometieron a implementar acciones para erradicar ese flagelo.

Pero los hechos hablan más, con todo y los compromisos internacionales que el gobierno de México ha firmado para prevenir la violencia de género, como por ejemplo la Convención de Belem do Pará o la Convención para Erradicar Todas la Formas de Discriminación Contra las Mujeres.

03/RM/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más