Inicio Recuento del proceso para promoción de la igualdad de la mujer

Recuento del proceso para promoción de la igualdad de la mujer

Por Redaccion

La Cuarta Conferencia sobre la Mujer, que se llevó a cabo del 4 al 15 de septiembre de 1995, cincuentenario de la fundación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en China, Beijing, fue un hecho histórico en la promoción de la igualdad, desarrollo y paz para las mujeres del mundo.

Junto con la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, celebrada en la capital egipcia, El Cairo, en 1994, el encuentro de Beijing heredó importantes acuerdos a favor de la mujer. De El Cairo surgió un Programa de Acción sobre población y desarrollo, y de Beijing una Declaración y otro Plan de Acción.

Ambos instrumentos definieron un conjunto de objetivos estratégicos y explicaron las medidas que debieron adoptar los gobiernos, la comunidad internacional, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado, a más tardar en el año 2000, para ayudar al desarrollo de la mujer.

En la Declaración de Beijing, los 189 representantes de los gobiernos que asistieron –entre ellos México- reconocieron que a pesar de los avances en materia de desigualdad entre mujeres y hombres, está aun persistía y se agravaba cada vez más debido a la pobreza, por lo cual se comprometieron a combatir las limitaciones y promover el adelanto y la potenciación del papel de la mujer en todo el mundo.

La Plataforma de Acción de Beijing reconoció que para que las mujeres accedan a la plena igualdad y progreso, tienen que enfrentar diversas barreras que tienen que ver con factores como su raza, edad, idioma, origen étnico, cultura, religión o discapacidad, entre otras.

Por ello, y tomando en cuenta el contexto mundial, se plantearon objetivos estratégicos en las esferas de principal preocupación: pobreza, educación; capacitación, salud, violencia, conflictos armados, economía, ejercicio del poder y adopción de decisiones, mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer, derechos humanos y medios de difusión.

Además se incluyeron temas que hasta ese momento habían sido poco explorados, entre ellos, el medio ambiente, el papel de las niñas y el de las indígenas. Así se expresó la preocupación por la situación social de las mujeres que habitan en zonas rurales y las indígenas, cuyas condiciones de vida y subsistencia diaria dependen directamente de ecosistemas sostenibles.

También se hizo énfasis en la protección de los derechos de propiedad intelectual en materia de conocimientos, innovaciones y prácticas de las mujeres de las comunidades indígenas y locales, incluidas las prácticas relativas a medicinas tradicionales, diversidad biológica y tecnologías indígenas.

Cabe destacar que las tres conferencias mundiales celebradas antes de Beijing (México en 1976, Copenhague en 1980 y Nairobi en 1985), promovieron la conciencia internacional sobre las preocupaciones de las mujeres.

Este año, del 1 al 12 de marzo en Nueva York, se llevará a cabo una revisión de los 15 años de la aplicación y los resultados de la Declaración de Beijing y Plataforma de Acción (Beijing+15).

10/AGM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content