Inicio » Recuerdan ONG legado de la abogada Digna Ochoa y Plácido

Recuerdan ONG legado de la abogada Digna Ochoa y Plácido

Por Lourdes González

A cinco años de la “muerte bajo sospecha” de la abogada Digna Ochoa, la hipótesis sobre un suicidio, sigue lastimando y lacerando la confianza de las organizaciones defensoras de los derechos humanos en las autoridades encargadas de la procuración de justicia.

En el marco del quinto aniversario luctuoso de la abogada defensora de los derechos humanos, la “Red Solidaria Década contra la Impunidad”, recordó que la investigación en torno a la muerte de Digna Ochoa, fue “un proceso desaseado, por lo que debe repetirse”.

El organismo, que agrupa a diversas organizaciones de activistas pro derechos humanos advirtió sobre el permanente hostigamiento que enfrentan desde hace varios años los defensores y la gente que defiende sus derechos y su dignidad, que en muchas ocasiones es brutalmente reprimida.

En este sentido, demandaron protección eficiente para apoyar la labor de defensores de derechos humanos; investigar el hostigamiento y un cabal cumplimiento a las medidas cautelares y recomendaciones que establece la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En memoria de Digna Ochoa, el sacerdote Raúl Cervera Milán exhortó a no olvidar el legado de la activista: No olvidemos a nuestros mártires; que no se nos olvide por qué la mataron.

Que tampoco ellos olviden que el origen de las protestas, desde las marchas hasta las guerrillas, es la injusticia, la desigualdad y la miseria en que viven millones de mexicanos, subrayó.

El 19 de octubre de 2001, la defensora de derechos humanos Digna Ochoa y Plácido fue asesinada en su despacho de la colonia Roma, en la ciudad de México, luego de cinco años de amenazas y asedio en su contra.

El 28 de octubre de 1999, Digna Ochoa había sido secuestrada e interrogada durante nueve horas en su propio domicilio, luego de lo cual sufrió un intento de homicidio. La abogada fue inmovilizada por sus secuestradores quienes antes de abandonar su departamento colocaron a su lado un tanque de gas con la válvula abierta.

El hostigamiento que padeció esta defensora de los derechos humanos fue ampliamente denunciado por la propia víctima y por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro del que Digna formó parte durante cerca de diez años.

La ejecución de Digna Ochoa puso en evidencia la negligente actuación de las autoridades de procuración de justicia quienes desestimaron las denuncias y archivaron el expediente de la investigación sobre las amenazas y agresiones en contra de la abogada.

En una entrevista realizada a mediados de 1999, Ochoa señaló a elementos de la inteligencia militar; a los responsables del Centro de Investigación para la Seguridad Nacional (CISEN); a la Policía Judicial Federal y a la Policía Federal Preventiva como responsables del asedio del que entonces era víctima.

En el momento de ser asesinada, Digna Ochoa estaba encargada de la defensa de los campesinos ecologistas Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, detenidos ilegalmente y torturados por elementos del Ejército, por el simple hecho de denunciar actos de ecocidio en su comunidad.

Durante más de una década, el trabajo de Digna Ochoa fue la defensa de respeto al debido proceso, el cumplimiento de garantías para indiciados, el derecho a la reparación del daño para víctimas y/o agraviados, así como el cumplimiento de tratados de derechos humanos ratificados por México, con lo que sin duda, afectó los intereses de caciques y políticos.

06/LG/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más