Inicio Reformas al IMSS, un peligro para jubilados y pensionados

Reformas al IMSS, un peligro para jubilados y pensionados

Por Román González

La situación actual que se vive en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es responsabilidad del gobierno federal y del Congreso de la Unión, pues de no resolverse a tiempo, más de dos y medio millones de jubilados y pensionados dejarían de percibir esta prestación social, entre ellos, 50 mil viudas ubicadas en la segunda categoría.

Blanca Alonso, presidenta del Movimiento Unificador Nacional de Pensionados y Jubilados, resaltó además la preocupación de los pensionados a las conquistas laborales de cientos de miles de trabajadores, por la supuesta falta de recursos financieros de la institución.

Entrevistada por esta agencia de noticias con relación al proyecto de reforma del IMSS que pretende aumentar a 65 años la edad de jubilación de la planta laboral estimada en 350 mil de los cuales 60 por ciento son mujeres, dijo que aún cuando ello es asunto laboral, “es evidente que podría en riesgo el sistema de pensiones del país”.

De tal suerte, exhortó al Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) y las autoridades encabezadas por Santiago Levy, a reflexionar sobre las graves consecuencias que traerían las reformas “a quienes recibimos una pensión mensual de mil 700 pesos en promedio, la cual ha sufrido reducciones de hasta un 50 por ciento”.

Incluso destacó que un posible paro laboral pondría de cabeza no sólo al país sino a la institución, porque “se retrasarían los pagos a jubilados y pensionados, pero sobre todo se suspenderían los tratamientos médicos de miles de pacientes, única posibilidad de atender su salud”.

“Estamos porque los trabajadores defiendan sus derechos, sin embargo, deben de sentarse a dialogar”, agregó la presidenta del Movimiento Unificador Nacional de Pensionados y Jubilados, quien durante la entrevista remarcó insistentemente “la incertidumbre y preocupación de lo que pudiera sobrevenir entre el SNTSS y las autoridades del IMSS”

Ello, porque se verían afectados además los servicios médicos, ya de por sí disminuidos, se incrementaría el desabasto de medicamentos y serían más evidentes las deficiencias de las clínicas que atienden los servicios de urgencias los fines de semana, algunos de los cuáles ya han sido suspendidos.

2004/RG/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content