Inicio Refrenda AL y El Caribe compromiso con salud sexual y reproductiva

Refrenda AL y El Caribe compromiso con salud sexual y reproductiva

Por Antonio Medina

Estados Unidos se rindió ante Latinoamérica y El Caribe en el XXX Periodo de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), celebrado la semana pasada, al aprobarse la ratificación de la llamada Declaración de Santiago, compromiso regional con la agenda de derechos sexuales y reproductivos, que incluye la diversidad sexual, familiar y la despenalización del aborto, además de los compromisos contraídos contra la pobreza.

El documento adoptado al finalizar la reunión de la Comisión de Población de la CEPAL, reconoce los acuerdos de Santiago del mes de marzo pasado para redoblar los esfuerzos de los países de América Latina y el Caribe, sobre reducción de mortalidad materna, intensificar la prevención del VIH/Sida y garantizar la promoción y el respeto de los derechos sexuales y reproductivos de las y los jóvenes.

Durante la primera reunión de la ONU en San Juan, capital del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, Estados Unidos presionó políticamente a las delegaciones de países pobres de la región en los pasillos del Caribe Hilton y mediante otras vías diplomáticas.

Presente en la reunión, el congresista conservador Christopher Smith -quien desde el Capitolio ha llamado “pesticidas de bebés” a los anticonceptivos-, dirigió una misiva al presidente guatemalteco Oscar Berger y su esposa Wendy de Berger para urgirlos “a considerar que instruyan a su delegación para que no reafirmen estas áreas problemáticas en los documentos de Santiago o México por estas preocupaciones.”

La misiva, que circuló a la prensa, levantó las voces en contra de las delegaciones oficiales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y agencias de la ONU.

Entre ellas, destaca la Declaración Parlamentaria signada por 22 legisladoras invitadas al evento de países de la CEPAL con apenas unas cuantas abstenciones, como el de la diputada federal panista, la mexicana Blanca Judith quien alegó desconocer la agenda y los procesos de la reunión internacional.

Todas las delegaciones ratificaron su apoyo a las políticas comprometidas desde 1994 en la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) en El Cairo, ratificadas en Santiago y que continuarán vigentes los próximos 10 años.

México, en voz de la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Población (Conapo), Elena Zúñiga, ratificó sin reservas los compromisos de El Cairo.

En tanto que Patricia Espinosa, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), informó sobre los resultados de la IX Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y el Caribe realizada en México el pasado mes de junio.

Pese a la posibilidad de boicoteo por parte de Estados Unidos a un consenso, la delegación del país del norte solamente hizo dos modificaciones para aceptar signar el documento: propuso “tomar nota” del Consenso de Santiago en vez de “adoptar” ese informe y cambiar pueblos indígenas por poblaciones indígenas. El último fue rechazado.

Finalmente, el viernes en la votación del paquete de 17 resoluciones, Estados Unidos interpuso un señalamiento para rechazar el término derechos sexuales por considerar que “no es una definición de la comunidad internacional”, y argumentar que el término podría ser confundido con actividades sexuales dañinas que afectan a la infancia, la adolescencia y las y los adultos.

Thoraya Ahmed Obaid, directora general del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP, por sus siglas en inglés), al celebrar el consenso dijo que en la región “los países han mostrado de forma contundente que el mandato de El Cairo es su propio Programa de Acción y que ellos lo adecuan a sus realidades sociales, culturales y económicas”.

En tanto, José Luis Machinea, secretario ejecutivo de la CEPAL, sostuvo que los países tienen un consenso en temas de población y de las mujeres, mismos que se amplían más allá de la salud sexual y reproductiva, como violencia, mercado laboral, empoderamiento o el tema de las cuotas en el sistema político.

“Cuando uno mira la pobreza por géneros, se da cuenta que hay una mayor concentración hacia las mujeres y si se ve el tema étnico, vemos que se agudiza, por lo que ese documento plantea que las mujeres deben tener más poder dentro de la familia, la sociedad, las empresas y dentro del gobierno.”

“Yo insisto de que a las mujeres nadie les regaló nada… y lo que han logrado en las ultimas dos décadas es fruto de reunirse, discutir en los parlamentos y conseguir leyes”, subrayó.

“Estados Unidos fue el gran perdedor en el foro”, celebró el movimiento de mujeres presente en esta ciudad capital con 90 organizaciones, incluyendo a las mexicanas. “Estados Unidos se encontró aislado, en minoría y arrodillado al buscar unirse al consenso de la región Latinoamericana y del Caribe que reafirma el Programa de Acción de El Cairo y la Declaración sobre Población y Desarrollo de Santiago de Chile”.

Contribuyen al fracaso los errores en la guerra de Irak y la falta de credibilidad que la invasión ha generado, así como la fuerte tradición en defensa de los derechos sociales y la responsabilidad pública ante las necesidades sociales de la región de América Latina y el Caribe.

Pesó también para el resultado final de la reunión la defensa a la soberanía nacional que ejercieron los países centroamericanos más vulnerables como Bolivia, sin dejar de lado la presencia de 120 organizaciones no gubernamentales de mujeres y una veintena de parlamentarias.

Por su parte las organizaciones progresistas de Estados Unidos asistentes a esta reunión bienal, celebraron también la unidad de América Latina y el Caribe frente a las presiones de la administración de George Bush.

“Estados Unidos no tuvo muchas opciones, salvo unirse al consenso o aislarse aún más de la arena mundial”, sostuvieron en un comunicado los integrantes de la coalición “Una Promesa de Madre que el Mundo debe Cumplir” y que incluye organizaciones como Católicas por el Derecho a Decidir, la Federación Internacional de Planificación de la Familia, Región Hemisferio Occidental, la Federación de Planificación de la Familia en Estados Unidos, así como Population Action International.

2004/MR/AM/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content