Inicio Reglas para circular

Reglas para circular

Por la Redacción

Lo del segundo piso del Periférico me parece que será un emparedado de absurdos. No queremos que, encima de todo lo que ya pesa sobre la ciudad, tengamos que soportar la visión de autos que nos pasan por las ventanas o pedazos de concreto que se derrumban en cada terremoto.

Ya que tanto les gusta el segundo piso que existe en el estado de California en Estados Unidos, les diré que también existen otro tipo de medidas eficaces que agilizan la circulación.

En las horas pico, de lunes a viernes, de seis a nueve de la mañana y de cuatro a seis de la tarde, se utiliza el carril de alta velocidad para autos con más de tres pasajeros; esta medida se le llama CARPOOL.

Con este sistema, primero se optimiza el uso del auto, se contamina menos, se ahorra combustible y se dividen los gastos. Segundo, se llega más rápido al destino, pues ningún vehículo con uno o dos pasajeros puede circular en dicho carril y por lo tanto son menos los autos y más ágil el recorrido.

Esta medida ha dado buen resultado en áreas urbanas en las vías rápidas congestionadas por superpoblación de motores y personas. Sin embargo, para que funcione bien, no sólo se requieren patrullas que vigilen el cumplimiento de la ley, sino vías rápidas bien diseñadas que soporten el bloqueo de un carril sin que ello paralice la circulación de los demás carriles. Por supuesto, es necesario que dichas vías consten de por lo menos tres carriles.

Es bueno saber que las multas son de por lo menos 275 dólares, pero efectivas y al momento.

Recordemos que ya en Guanajuato se impusieron normas de civilidad para los conductores, asunto que bien podíamos adoptar como regla inviolable. Resulta que Fox, siendo gobernador mandó poner en cada esquina o cruce una placa que ordena “Ceda el paso a un auto”. De está manera no hay porque echar lámina ni pedir, rogar y suplicar que nos hagan un lugarcito para poder avanzar. Así sucede en la mayoría de los estados de la unión americana.

Es horrible e injusto esperar diez minutos para tomar Viaducto Tlalpan por la salida del Periférico y que de pronto un pelado se clave en el primer sitio burlándose de los que de manera respetuosa esperan su turno. De la otra manera ya sabríamos que uno cada vez iríamos pasando, todo sería más ordenado y rápido.

El programa “Ceda el paso a un auto” se aplicaría en todos los casos sin excepción, calles, colonias, avenidas, ejes, todo lo que no tenga un semáforo que regule los tiempos; pronto los usuarios nos acostumbraríamos a manejar, incluso con mayor precaución, observando a quién le toca el turno.

En todos los países del mundo existe la cortesía del turno y turno. ¿Queremos ser de primer mundo? ¿Queremos llegar más temprano y de mejor humor? Exijamos reglas y cumplamos con ellas.

El coche de junto tiene derecho de libre tránsito y no es justo que tenga que esperar que treinta y dos coches pasen para colar la punta de su carrocería e imponer su auto con alto riesgo.

Antes de un segundo piso eduquemos el primero. Será más barato y a la larga lo mejor para todos.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content