Inicio Reiteran en “pie de lucha”, esposas e hijas de mineros cananenses

Reiteran en “pie de lucha”, esposas e hijas de mineros cananenses

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Legisladores de la Cámara de Diputados y de Senadores reprobaron el fallo del Segundo Tribunal Colegiado en materia laboral que da por terminada la relación de trabajo entre la empresa Minera Mexicana y los más de mil mineros de Cananea, Sonora. Al tiempo, las esposas, hermanas e hijas de los trabajadores del cobre manifiestan que hoy más que antes están “en pie de lucha”.

Este martes en el recinto de San Lázaro, representantes de la Cámara baja turnaron a la Junta de Coordinación Política un punto de acuerdo para crear un Grupo Plural que de seguimiento al conflicto. Mientras que en el Senado de la República los legisladores lanzaron un llamado a Felipe Calderón Hinojosa, titular del Ejecutivo, para revocar de inmediato la concesión a la empresa minera de Cananea a Grupo México, y entregársela a los trabajadores.

Además, los legisladores de los partidos de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional, y Verde Ecologista de México acusaron de negligente a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) por haber resuelto de la manera que lo hizo en el conflicto de los mineros sonorenses, según información difundida por el Canal del Congreso.

A decir de los representantes del Legislativo, la labor de Javier Lozano Alarcón, titular de dicha dependencia, es “cuestionable” porque con el fallo del Tribunal, el gobierno federal está dejando sin trabajo a cientos de personas, en un momento en que el pueblo mexicano necesita empleos.

Al respecto, María Rosa Guayante García, presidenta del Frente nacional de mujeres en lucha por la dignidad de los trabajadores de México, y esposa de uno de los mil 300 mineros de Cananea, refirió en entrevista que “ahora más que antes”, no se rendirán ante “una STPS que lejos de conciliar en el conflicto y velar por los intereses de los trabajadores, favorece a Grupo México”.

Y es que, dijo, con la resolución del Segundo Tribunal, el gobierno federal, encabezado por Calderón Hinojosa, dejó en el “desamparo” a mil 20 familias de los trabajadores del cobre, que en su mayoría rechazaron la liquidación, que ofreció Grupo México, el pasado 26 de enero.

A la fecha, este pago, que en promedio asciende a 170 mil pesos, ha sido aceptado por 47 de los más de mil trabajadores de la Sección 65 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, en huelga desde el 30 de julio de 2007, junto con las secciones 17 y 201.

Las esposas, hermanas e hijas de los mineros, organizadas en el Frente Femenil Cananense, desde enero de 2008, y en el Frente nacional de mujeres en lucha por la dignidad de los trabajadores de México, desde principios de este mes, tras el fallo del Tribunal redoblaron esfuerzos para que “hoy más que antes” puedan continuar “en pie de lucha”, aseguró María Rosa Guayante.

En estos momentos “críticos”, el Frente de mujeres se “mueve” a la par de los mineros cananenses, en huelga por mejores condiciones de seguridad e higiene, y por una revisión contractual. Ellas participan en los mítines, en el resguardo de las puertas de la mina (concesión de Grupo México), y en todas las acciones que convoca el sindicato, añadió.

Entre las siguientes actividades que llevarán a cabo, está la celebración de un foro, que contará con la participación de decenas de organizaciones civiles y sindicales, que discutirán la estrategia para hacer frente al “embate del gobierno federal” en el conflicto minero, indicó la lideresa.

EN DETERIORO VIDA DE FAMILIAS CANANENSES

Desde hace 2 años y medio, las mil 20 familias de los mineros de la región se quedaron sin servicio médico, sin el subsidio de gas natural, el cual es indispensable para mantener una temperatura cálida en sus hogares, y sin las becas para que las y los hijas e hijos de los mineros continuaran con sus estudios de bachillerato y universidad.

En este tiempo, las y los familiares de los cientos trabajadores del cobre “sobreviven” con 700 pesos a la semana, de los que 300 se destinan al consumo de gas natural, el resto es administrado por las amas de casa, quienes “hacen milagros” para cubrir la alimentación, vestido, salud, y educación de sus hijas e hijos.

Por lo que, “muchas mujeres salen a vender frijoles, y bebidas elaboradas con frutas naturales”, para completar sus ingresos.

Mientras que “muchos” jóvenes “abandonaron las carreras”, pues en Cananea para estudiar el bachillerato y la universidad es necesario costear escuelas privadas. La opción para que las y los hijos de los mineros continuaran con su instrucción escolar, era el Instituto Minerva, propiedad de Grupo México, que cobra una colegiatura de mil 200 pesos al mes.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content