Relaciones México-Cuba, estables pero frías: Ricardo Pascoe

POLÍTICA
    Al embajador le resulta inexplicable su permanencia en la isla
Relaciones México-Cuba, estables pero frías: Ricardo Pascoe
Por: Jimena Camacho
cimac | La Habana.- 27/05/2002

México perdería unos mil millones de dólares en inversiones si se rompen las relaciones diplomáticas con el gobierno cubano, afirmó el embajador mexicano en Cuba, Ricardo Pascoe, durante el V Encuentro Iberoamericano Mujeres y Comunicación para saludar a la veintena de mexicanas allí presentes.

Luego del saludo, éste se convirtió en conferencia de prensa en la que Pascoe aceptó comentar sobre la situación actual de las relaciones entre ambos países, a las que calificó de estables, aunque frías.

"Los dos países perderían mucho si ocurriera una ruptura. El turismo mexicano, por ejemplo, representa 60 por ciento de los visitantes de la isla. Sencillamente Mexicana de Aviación estima que este año será superada la cifra del año pasado que fue de 300 mil turistas mexicanos, de un total de un millón 800 mil que recibió Cuba."

El embajador afirmó que, durante el escándalo telefónico protagonizado por los presidentes de ambos países, su principal preocupación fue contribuir para que no hubiera ruptura.

"En realidad cuando hablamos de la relación Mexico-Cuba hablamos de nuestra relación con Estados Unidos, que resulta ser un factor determinante pues nuestra postura hacia la isla refleja lo cerca o lejos que estamos de la política de Estados Unidos. Considero que México estaría acercándose en demasía a la política norteamericana, sin justificación y sin ninguna gratificación, además."

Pascoe recordó que México siempre ha sido una autoridad moral por su política exterior en el mundo; sobre todo en cuanto a Cuba se refiere.

"Yo vine a defender una buena relación entre México y Cuba y eso equivale a una relación equidistante entre México-Cuba y Estados Unidos. Ciertamente, Cuba tendría que hacer algunas reformas a su política interna, pero eso lo tienen que decidir sólo los cubanos."

Interrogado sobre las condiciones de su estancia en la isla, después de manifestarse contra el voto positivo de México al resolutivo promovido por Uruguay, Pascoe señaló que estaba consciente del riesgo de despido por insubordinación.

"Conociendo la política mexicana, me resulta inexplicable mi estancia aún en la isla. Ahora tengo una situación estable y yo he dicho que no voy a renunciar. Mi papel en este momento es mantener esa estabilidad y sigo trabajando en la misión de incrementar y ampliar nuestros vínculos económicos y culturales. Recientemente se firmó un acuerdo arancelario mediante el cual ambos países tenemos tarifas aduanales preferentes y con exenciones."

Para Pascoe la política gubernamental de Bush hacia la isla "es exactamente lo que no hay que hacer, porque estas posturas apuestan al endurecimiento de ambas partes. A México le conviene una postura sensata y equilibrada. Espero que hayamos aprendido la lección."







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente