Inicio Religiosas unidas en la campaña mundial “Condones por la vida”

Religiosas unidas en la campaña mundial “Condones por la vida”

Por Román González

Al igual que al organización Católicas por el Derecho a Decidir de México, las Hermanas de la Perpetua Indulgencia del Uruguay, de la Orden de San Felipe y Santiago de Montevideo, se unen a la campaña mundial para promover el uso del condón que inició en la víspera del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, el 1º de diciembre.

La campaña mundial “Condones por la vida”, pretende poner fin a la prohibición de los obispos católicos al uso de condones y es un esfuerzo sin precedentes de educación pública a nivel mundial dirigido a personas católicas y no católicas con el fin de elevar la conciencia acerca del devastador efecto del VIH/Sida.

Los anuncios de la campaña “Condones por la vida” señalan que muchos de los más de cuatro mil 435 obispos del mundo, cabildean con los gobiernos y en las Naciones Unidas para restringir el acceso a los condones, afirmando que éstos causan Sida y no que lo previenen.

Por ejemplo, la Conferencia de Obispos Católicos de Sudáfrica declaró recientemente que “la promoción diseminada e indiscriminada de condones es un arma inmoral y mal dirigida en nuestra lucha contra el VIH/Sida, ” los condones hasta podrían ser una de las principales razones de la diseminación del VIH/Sida”.

Las religiosas destacaron que las personas que se unan a la campaña se les solicita externar su apoyo a la disponibilidad de los condones, así como su preocupación porque los obispos no socaven una política responsable de salud pública sobre el VIH/Sida. Lo anterior en Estados Unidos y en países con una significativa población católica o crisis de VIH/Sida.

La campaña pretende cambiar la política del Vaticano y su agresivo cabildeo contra el acceso a los condones, especialmente en áreas del mundo donde la transmisión del VIH y las muertes por Sida aumentan en forma dramática o en países con una significativa población católica, como México, Filipinas, Kenia, Sudáfrica, Chile y Zimbabwe.

Para Frances Kissling, presidenta de Catholics for Free Choice (CFFC, por sus siglas en inglés), que tiene su sede en Washington, capital de Estados Unidos, “el Vaticano y los obispos del mundo cargan una significativa responsabilidad por la muerte de miles de personas que han fallecido a causa del Sida.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más