Inicio Reparación del daño para víctimas debe ser sensible al género: ONU

Reparación del daño para víctimas debe ser sensible al género: ONU

Por Anayeli García Martínez

Uno de los principales desafíos que enfrentan las mujeres cuyos derechos humanos han sido violentados es la obtención de medidas reparatorias sensibles a su condición de género, señaló Alberto Brunori, representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Así, destacó que es preciso reconocer que cuando ocurre una violación a los derechos humanos, ésta debe desatar una serie de respuestas institucionales encaminadas a resarcir a las victimas, pues recordó que la reparación es un derecho y no una dádiva.

Durante la presentación del libro “Reparaciones con perspectiva de género”, llevada a cabo en Casa Lamm, en la Ciudad de México, Brunori aseguró que el reto es que las reparaciones a las violaciones sean adecuadas a las condiciones de las víctimas, en especial a su género.

El representante de OACNUDH en México dijo que esta publicación se realizó con el firme compromiso de promover la protección y la defensa de los derechos humanos de las mujeres con el fin de fortalecer la capacidad de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en favor de ellas, así como de brindar herramientas teóricas y prácticas a las personas dedicadas a la defensa, promoción y protección de los derechos humanos.

En el contexto de las actividades para celebrar el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Alberto Brunori aprovechó la oportunidad para reflexionar sobre las reformas legislativas que a lo largo de este año y en varias entidades federativas han penalizado el aborto, lo cual, afirmó, podría convertirse en “violencia estructural” contra las mujeres en materia de salud reproductiva.

PERSPECTIVA INTEGRAL

Por otro lado, Regina Tames, especialista en derechos de las mujeres dijo que el libro es un aporte a la defensa integral de los derechos humanos, pues ofrece a diversos actores de la sociedad una herramienta de trabajo que reúne y sintetiza cuáles han sido los criterios y las experiencias sobre la incorporación de la perspectiva de género en las reparaciones en violaciones a derechos humanos.

Destacó que el texto contribuye a visibilizar que existen impactos diferenciados cuando se trata de mujeres o de hombres, pues para dar respuesta adecuada a las víctimas se necesita de una perspectiva integral que considere factores como el sexo de la persona, la desigualdad y la discriminación.

El análisis de una violación a los derechos humanos requiere, pues, de una perspectiva integral que no puede ser sólo jurídica ni tener como única fuente el derecho: se debe nutrir de elementos antropológicos, sociológicos, psicológicos y médicos, entre otros, pues el derecho por sí sólo no podrá dar una respuesta adecuada a las injusticias vividas por una persona cuyos derechos humanos hayan sido transgredidos, indicó.

Por otro lado, recordó que en marzo de 2006 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) logró que el gobierno de Baja California reconociera su responsabilidad en la negación del acceso al aborto legal a Paulina Ramírez, una joven víctima de violación en 1999, y que aceptara reparar el daño causado.

En este caso, afirmó, sólo se tomó en cuenta el montó económico, pues a Paulina se le entregaron 26 mil dólares y se cubrieron los gastos judiciales y de trámites, mientras que el gobierno federal, por conducto de la Secretaría de Desarrollo Social, le entregó 20 mil pesos para que iniciará su microempresa.

Cabe destacar que para Tames la elaboración de este documento puede ser un primer paso para que el Estado mexicano empiece a trabajar en el cumplimiento de sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

El momento histórico en que nos encontramos es fundamental, en especial para el estado de Chihuahua, porque la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) está por publicar su sentencia sobre el feminicidio de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Berenice Ramírez, cuyos cuerpos fueron hallados en un campo algodonero de Ciudad Juárez. Por ello, se mostró esperanzada de que esta oportunidad de hacer historia sea aprovechada por la corte.

LA HERIDA DE CIUDAD JUÁREZ

Ana Laura Magaloni, investigadora de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), dijo que este estudio podría dar algunas directrices para que la CoIDH resuelva cómo deben ser las reparaciones.

Al referirse al feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua, la académica afirmó que mientras no se castigue la negligencia de los funcionarios públicos continuará la impunidad en las investigaciones sobre las mujeres asesinadas en aquel estado del país.

Destacó que en esa entidad no es tema fundamental encontrar a los homicidas –pues en muchos casos las averiguaciones previas están mal integradas– pero sí ubicar el papel del sistema de procuración de justicia, que debería estar en el banquillo de los acusados para que en el futuro no se repitan las mismas fallas.

09/AGM/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más