Inicio » Reportaje – Estancadas en DF, acciones por la igualdad

Reportaje – Estancadas en DF, acciones por la igualdad

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
poblacion12_MG_6828cesarmartinezlopez

La actual política de género del Gobierno capitalino no ha mostrado avances sustanciales, y sólo se enfoca en continuar logros de gestiones pasadas.
 
Desde 2007 la Ciudad de México se posicionó a nivel nacional como la entidad de vanguardia en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, al aprobar la interrupción legal del embarazo (ILE) y por tener la primera Ley de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres.
 
Si bien el Gobierno del Distrito Federal (GDF) mantiene esos logros –fruto de la insistencia del movimiento amplio de mujeres–, actualmente no ha dado muestras de impulsar esa política de avanzada, ni de generar nuevas acciones que garanticen en los hechos, y no sólo en el discurso, los derechos de las capitalinas, coinciden activistas y expertas en género.
 
La abogada Andrea Medina Rosas apunta que “desde que llegó (Miguel Ángel) Mancera al frente del GDF (en 2012) no ha habido retrocesos graves, pero tampoco ha habido avances ni un cumplimiento sustantivo de la política de igualdad”.
 
La activista contra la violencia de género señala que un “eje fundamental” para cualquier política de igualdad entre los sexos es que tome en cuenta los estándares internacionales en Derechos Humanos (DH), y cumpla las obligaciones establecidas en las normas para crear los mecanismos con los que se va a operar.
 
Enoé Uranga Muñoz –quien fungió como diputada en la ALDF y en el Congreso federal entre 2003 y 2012– observa que la actual administración local se mantiene “con avances paulatinos” como “punta de lanza” en el tema de igualdad y no discriminación.
 
Sin embargo advierte que en su política de género no hay un compromiso de fondo a largo plazo: “El gran defecto es que siguen siendo políticas inmediatistas; no hay un compromiso para capacitar de manera permanente e integral a todas las áreas de la administración sobre las políticas de igualdad, y tampoco hay talleres ni capacitaciones para los altos niveles del gobierno”.
 
Con amplia trayectoria a favor de la diversidad sexual, Uranga agrega que si bien el Jefe de Gobierno habla de una política de género “transversal”, no ha entendido que ésta obliga a que en todas las secretarías y en las 16 delegaciones se ejecute la perspectiva de género.
 
Además critica que toda la política de género está concentrada en el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF).
 
La principal impulsora desde 2003 de la Ley de Sociedades de Convivencia –precursora de la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo en la capital– recuerda que la gestión del DF en 2007 se distinguió por trabajar de la mano con grupos feministas, contrario a la que encabezó Andrés Manuel López Obrador de 2000 a 2006.
 
“NO SE ENTIENDE LA IGUALDAD”
 
La también experta en DH –que impulsó distintas normas en la materia a nivel local– sostiene que persiste una “falta de entendimiento” de lo que es la igualdad en la política pública, y que “hay un descuido en la formación y en el cumplimiento de lo que son las normas internacionales al respecto”.
 
Uranga pone como ejemplo la “campaña fallida” que en 2014 lanzó la Secretaría de Salud del DF para promover la lactancia materna, ya que recurrió a imágenes de mujeres semidesnudas y mensajes que culpabilizaban a quienes no amamantaban a sus hijas e hijos.
 
Cabe apuntar que en su Tercer Informe de Gobierno, Mancera presumió que en la Ciudad de México vive “una parte importante” de las mujeres con más alta escolaridad y formación profesional del país, y que casi en la mitad de los hogares hay al menos una mujer que genera ingresos.
 
No obstante, datos de la propia Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo del DF (STyFE) muestran que menos de la mitad de las mujeres mayores de 18 años de edad en la capital realizan actividades remuneradas, y que casi la totalidad de las mujeres que trabajan lo hacen en la informalidad.
 
SIN EQUIDAD LABORAL
 
Norma Malagón, integrante de la Red de Mujeres Sindicalistas y de la Campaña Trabajo Digno, indica que el tema laboral no ha sido uno de los ejes prioritarios para los gobiernos del DF y, por tanto, el tema de género en el trabajo está excluido.
 
“Promover la igualdad sustantiva en la práctica no se está generando (…); tiene que ver con que no se aterriza a las secretarías y a los distintos funcionarios. Tampoco hay una política para promover la igualdad laboral, y se confunde con que tienes que contratar a más mujeres pero no; tiene que ver con capacitación, con que los salarios sean iguales”, critica.
 
Detalla que las pocas organizaciones feministas que llevan el tema laboral perciben un “distanciamiento muy grande” con el GDF y con la STyFE, ya que la dependencia trabaja más con los sindicatos, que son instancias donde las mujeres no tienen representación.
 
También en el Tercer Informe, el GDF destacó su “nueva cultura laboral”, que se traduce en reducción de la jornada “para que las trabajadoras recojan a sus hijos”, y en bonos salariales para los varones “en pro de la igualdad”.
 
Sin embargo, tal política beneficia sólo al personal de la administración pública y en concreto al que está sindicalizado.
 
Otro ejemplo práctico que refleja la fallida política de igualdad en el DF son las acciones para evitar el acoso sexual en el Metro. Las especialistas coinciden es que son “poco claras” y que están “desarticuladas”, ya que la Secretaría de Movilidad decidió que en los vagones reservados para las usuarias también pueden viajar menores de edad, personas adultas mayores y con discapacidad, lo que manda un “mensaje confuso” a la población.
 
BENEFICIO DE LA DUDA
 
Adriana Patlán, coordinadora nacional de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, destaca que el GDF mantiene la operación adecuada los servicios de ILE, pero reconoce que le falta hacer más por institucionalizar este derecho.
 
Los logros se sostienen por el movimiento de mujeres, pero necesitamos avanzar, considera Patlán, quien agrega que el GDF tiene que ser también “punta de lanza” en la prevención de embarazos en niñas de 10 a 14 años.
 
La activista confía en que al ser Patricia Mercado (mujer con amplia trayectoria feminista y ex candidata presidencial) la segunda al mando en el GDF, se debería “pintar un viraje en la política pública”, ya que con su antecesor, Héctor Serrano, no se logró ningún acercamiento con el movimiento de mujeres.
 
“Yo espero realmente que haya un interés genuino detrás (de las acciones por una política de género), pero ya lo veremos con más tiempo. Si Mancera tiene otras expectativas (las elecciones presidenciales de 2018), la gente definirá si hizo bien su trabajo”, vislumbra Patlán.
 
15/ANSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más