Inicio Repudio a Schwarzenegger por aplicar pena de muerte

Repudio a Schwarzenegger por aplicar pena de muerte

Por Eleazar Salinas

Stanley Williams, uno de los peores pandilleros producto de las escalas mas bajas de la sociedad norteamericana, cumplió el 13 de diciembre su cita con la muerte 24 años después de haber sido condenado por el asesinato de cuatro personas en asaltos cometidos en el área de Los Angeles. Los acontecimientos tuvieron lugar hace ya 27 años.

La trayectoria de Stanley Williams no se redujo a ser un pandillero violento y sanguinario que sin necesidad mataba a empleados indefensos cuando no ofrecían resistencia a ser asaltados. Fue un miembro fundador y el líder principal de Las Tumbas, una de las pandillas de afroamericanos más violentas que cuenta con miles de miembros y es responsable de la muerte de cientos de jóvenes.

Williams recibió sentencia condenatoria en 1981 por matar al dependiente de un 7-Eleven en la ciudad de Whittier, en febrero de 1979, y por asesinar, dos semanas después, a tres miembros de una familia que se hospedaba en un hotel en la ciudad de Pico Rivera, también en California.

La ejecución se llevó a cabo en el penal de San Quintín del condado de San Francisco, en los primeros minutos del día 13 de este mes, después de que el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se negara a otorgar el perdón y a conmutar la pena de muerte por la de prisión perpetua.

Schwarzenegger dio a conocer su resolución en un comunicado de dos páginas que se entregó a todos los medios; horas después de la negativa del gobernador, la Suprema Corte del país rechazó intervenir en el caso para detener la ejecución.

El día anterior, la Suprema Corte de California rechazó el último amparo para detener la sentencia; el Noveno Tribunal de Apelaciones, con sede en San Francisco, hizo lo mismo con una petición similar.

La resolución de Schwarzenegger afirma: “Las pruebas que demuestran la culpabilidad de Williams son fuertes y convincentes”, citando en su apoyo diversos testimonios que fueron presentados en el juicio y, agrega que el ex pandillero tuvo varias oportunidades de apelar la decisión del jurado y que todas fueron descartadas por insustanciales por los tribunales.

El mas importante diario local en español, La Opinión, publicó que: “el caso de Williams se convirtió en una causa célebre en los círculos liberales del país y en el extranjero, así como entre quienes se oponen a la pena de muerte. Destacadas personalidades nacionales e internacionales, como el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz, y numerosas estrellas del mundo de la farándula, abogaron por él.

“Sus partidarios aseguraban que se había redimido en prisión, y que su obra humanitaria, expresada en los libros que escribió y en su campaña para exhortar a los niños a que evitaran la violencia y las pandillas, eran razones poderosas para conmutarle la pena de muerte por cadena perpetua.

A finales de la semana pasada, los miembros de color del Concejo de Los Angeles y la Comisión de Derechos Humanos llamaron a conservar la calma una vez que se anunció la decisión del gobernador. Su colega, el asambleísta Mervyn Dymally, dijo que castigar a criminales con la muerte es inmoral: “En un país en el que los valores morales son una preocupación nacional, me concierne que continuemos prescindiendo de la vida humana bajo el artificio de la justicia”.

Williams fue la duodécima persona en ser ejecutada desde que la Suprema Corte del estado reactivó, en 1977, la pena capital en California. El actor Sean Penn fue una de las miles de personas que se reunieron frente a la prisión de San Quintín para expresar su repudio a la ejecución. La cantante Joan Baez, a su vez, la calificó de “asesinato planeado, eficiente, calculado y a sangre fría”.

El reverendo Jesse Jackson afirmó: “Se acabó, pero esto no se acaba”. La escritora Barbara Becnel, coautora de los libros para niños de Williams, afirmó: “Voy a probar que Stan era inocente y que el gobernador Schwarzenegger es un asesino a sangre fría”. Mientras, en Austria, tierra natal de Schwarzenegger, la condena fue casi unánime, a tal grado que los Verdes pidieron que se le retire la nacionalidad.

05/ES/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content