Repudio en Cámara Baja a detención de Lydia Cacho

Especial - Caso Lydia Cacho
    Pide investigar delitos denunciados por la periodista
Repudio en Cámara Baja a detención de Lydia Cacho
Cimac | México, DF.- 19/12/2005

Esta tarde, el Grupo de Trabajo de Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación y la Comisión Especial de Seguimiento a los Feminicidios de la Cámara de Diputados dieron a conocer un desplegado en torno a la detención de la periodista Lydia Cacho, en el cual manifiestan su repudio a esta acción arbitraria.

Señala textualmente el documento: "Desde noviembre de 2004, Lydia Cacho es hostigada y recibe amenazas de muerte, específicamente por apoyar la denuncia contra una banda internacional de corrupción de menores y pornografía infantil".

En este sentido, el texto afirma que "la penalización de la difamación y la calumnia ha permitido que se coarte flagrantemente el ejercicio pleno de la libertad de expresión y ha servido también como un instrumento político para amedrentar e intimidar a las y los periodistas que ejercen su profesión de manera crítica y comprometida".

Desde esta perspectiva, la diputada perredista Beatriz Mojica, secretaría de la Comisión Especial de Seguimiento a los Feminicidios y coordinadora del Grupo de Trabajo de Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, refirió, como integrante de estos espacios legislativos:

"La protección a la reputación debe estar garantizada sólo a través de sanciones civiles, en los casos en que la persona ofendida sea un funcionario público o una persona pública o particular que se haya involucrado voluntariamente en asuntos de interés público, despenalizndo los llamados delitos de prensa".

El documento culmina con un exhorto a la Procuraduría a la General de la República para que investigue los hechos de pederastia y pornografía infantil denunciados por la periodista, y con un extrañamiento a la misma institución por la actuación de los agentes de la Agencia Federal de Investigación, "ya que (…) no garantizaron la seguridad e integridad de la comunicadora durante las hora que estuvo detenida y durante su traslado a Puebla, colocando en situación de vulnerabilidad a la comunicadora sobre quien penden varias amenazas de muerte".

05/YT