Inicio Retan a Iglesia Católica a excomulgar a simpatizantes de niña nicaragüense

Retan a Iglesia Católica a excomulgar a simpatizantes de niña nicaragüense

Por la Redacción

Bajo el lema “Yo también quiero ser excomulgada por salvarle la vida a Rosa”, la Red Feminista Contra la Violencia de Género de España, inició una campaña para enviar al Vaticano y a la Iglesia nicaragüense, una lista de quienes contribuyeron para lograr la interrupción del embarazo de Rosa, la niña nicaragüense de nueve años que fue violada y embarazada en Costa Rica.

El organismo español informó hoy en un comunicado que ante la acción ejercida por la iglesia católica de Nicaragua de excomulgar a los padres de Rosa “por hacerla abortar” y la amenaza de hacer lo mismo con todos los que participaron en el aborto, la Red tomó la decisión de enviar una lista de los que de alguna manera apoyaron a Rosa y a sus padres para que reciban la misma sanción.

Por ello hicieron un llamado a todas las organizaciones civiles que deseen sumarse a esta campaña de excomunión a adherir su firma en la siguiente dirección www.redfeminista.org/excomunion.asp

Según el comunicado, en sólo dos días han recabado 16 mil 805 firmas y por lo pronto ya se han sumado a la campaña la Red de Ciudades Contra la Violencia a las Mujeres, organización que incluye a 20 municipios de la comunidad de Madrid y la Red Feminista.

EL CASO DE ROSA

Rosa es una niña de nueve años, hija de padres campesinos nicaragüenses inmigrantes en Costa Rica que trabajaban en una hacienda de ese país como recolectores de café, labor en la que su hija les ayudaba. En ese lugar la niña fue violada por un hombre de 28 años. A consecuencia de ello quedó embarazada.

Con más de cuatro meses de embarazo y dos enfermedades de transmisión sexual que contrajo del violador, según reportaron diarios nicaragüenses, Rosa estuvo hospitalizada en dos hospitales de Costa Rica en donde los médicos determinaron el riesgo de continuar con el embarazo de la menor además de hostigar a los padres de Rosa culpándolos de lo sucedido.

Además, se informó que no fue sino hasta el último día que Rosa y sus padres estuvieron en Costa Rica cuando se le tomó la declaración y la autoridad judicial decidió detener preventivamente al violador.

Ante ello, los padres de Rosa solicitaron ayuda a su país de origen, Nicaragua; para que fueran regresados a él en busca de justicia y de un trato mejor para la niña a quien hasta entonces se le había negado el aborto terapéutico y la habían corrido de la clínica en que se encontraba.

En respuesta, una delegación nicaragüense integrada por especialistas en derechos humanos, viajó a Costa Rica y detectó anomalías en el caso, como el hecho de querer involucrar a su propio padre como su padrastro y presunto agresor.

LA LUCHA POR SU VIDA

Aunque Rosa fue evaluada por una junta de médicos que determinarían si estaba físicamente preparada para continuar con el embarazo, el pasado 12 de febrero el Ministerio de Salud anunció un plan de contingencia para atender a Rosa y que concluyera su embarazo hasta el final, el resultado fue el mismo: continuar con él pondría en riesgo la vida de la menor.

En tanto, los padres de la pequeña y las redes de mujeres exigían a los médicos que se le realizara un aborto terapéutico, el cual está permitido en Nicaragua sólo en tres situaciones: cuando la vida de la madre corre peligro, cuando el feto tiene malformaciones congénitas y cuando es producto de una violación.

Mientras tanto, la Red de Mujeres Contra la Violencia exigió la destitución de las ministras de Salud y de la Familia, por violar los derechos humanos, la Convención de los Derechos del Niño y la Niña, el Código de la Niñez y la Adolescencia y el Código Penal y pidió se garantizara el acceso a la justicia en los delitos del orden sexual contra las mujeres y las niñas con pleno respeto a sus derechos humanos.

Argumentaron que dado que Nicaragua es un país laico, es preciso que los funcionarios se sometan al mandato constitucional y cumplan las políticas públicas y los intereses de la ciudadanía, libres de creencias religiosas y personales.

LA PRESIÓN RINDIÓ FRUTOS

Después de una serie de presiones por parte de las redes de mujeres en Internet a través de cartas y firmas, y del apoyo recibido a nivel internacional por organismos civiles, finalmente, el pasado 21 de febrero Rosa fue sometida a un aborto terapéutico en una clínica de Managua y su estado de salud es bueno, aunque según información de un diario de esa entidad, aún es afectada por una de las dos enfermedades de transmisión sexual.

A raíz de este caso han salido a la luz otros de niñas de entre 10 y 13 años que fueron violadas y ahora son madres, pero hasta ahora no han sido investigados.

LGL/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más