Inicio Retiran nombre de Relatora Especial de la ONU de lista de terroristas

Retiran nombre de Relatora Especial de la ONU de lista de terroristas

Por la Redacción
defensoras_CésarMartínezLópez

Después de cinco meses de permanecer en una lista de terroristas comunistas del gobierno de la Republica de Filipinas, la Relatora Especial de las Naciones Unidas para los derechos de pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, fue eliminada de ésta, por falta de pruebas que la vinculen al terrorismo.

En febrero de este año el Departamento de Justicia del gobierno de Filipinas presentó una petición ante un tribunal para declarar como terroristas comunistas a más de 600 personas, algunas de ellas defensoras de Derechos Humanos de la izquierda, y efectivamente vincularlas al Partido Comunista de las Filipinas y a su ala militar, el Nuevo Ejército del Pueblo, entre las que se encontraba Tauli-Corpuz.

Su inclusión en dicha lista fue considerada como una represalia luego de los comentarios que realizó sobre el gobierno del Presidente Rodrigo Duterte durante su mandato como Relatora Especial a la ONU. Tauli-Corpuz habría condenado presuntos abusos de los Derechos Humanos en la conflictiva isla sureña de Mindanao, donde las tropas luchan contra la insurgencia islámica y los rebeldes maoístas, se difundió en los medios.

Al declarar a personas como terroristas, el gobierno los puede monitorear más de cerca, rastrear sus finanzas y frenar el acceso a los recursos, entre otras medidas, publican varios medios.

Human Rights Watch declaró que la petición era virtualmente una lista negra dada la larga historia en las Filipinas de fuerzas estatales y milicias progubernamentales de ejecutar y asesinar extrajudicialmente a personas etiquetadas como terroristas.

El Partido Comunista de las Filipinas y su ala militar han sido declaradas organizaciones terroristas por los Estados Unidos y la Unión Europea. Desde 1969 han estado en guerra contra el gobierno filipino la cual ha costado 43 mil vidas.

Aunque el presidente Duterte había reiniciado el proceso de paz con los comunistas y rebeldes izquierdistas del país, dejó el esfuerzo después de acusar a los insurgentes de pedir demasiadas concesiones y de atacar a soldados filipinos.

Además de la Relatora Especial también fueron retirados de la lista el nombre del abogado de Derechos Humanos Jose Molintas, el ex legislador Satur Ocampo y el líder rebelde Rafael Baylosis quien fue liberado de prisión para que participe en conversaciones de paz.

“Seguimos profundamente preocupados por el continuo nombramiento de muchos otros, incluidos los defensores de los Derechos Humanos en la petición, ya que esto los identifica como terroristas “, señalaron en el comunicado.

El Relator Especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Michel Forst, dijo: “la inclusión de los defensores de los Derechos Humanos, entre ellos los de pueblos indígenas, en la lista del gobierno equivale a intimidar y hostigar a las personas que defienden pacíficamente sus derechos.

“Eliminar algunos nombres de alto perfil de la lista no nos hará dejar de llamar la atención sobre la situación de los demás, cuya seguridad e integridad física aún está bajo una inmensa presión”, agregó.

Tauli-Corpuz es la primera mujer indígena en ocupar el cargo de Relatora Especial en los derechos de pueblos indígenas para ONU. Como Relatora Especial, investiga violaciones a Derechos Humanos y promueve la implementación de estándares internacionales sobre los derechos de grupos indígenas. El cargo lo ocupa desde 2014. 

Ayudó a organizar a diversas comunidades indígenas a combatir algunos proyectos del expresidente Ferdinand Marcos. Después de instaurar la Ley marcial en 1972, el presidente intentó construir cuatro presas hidroeléctricas en el Rio Chico y además regaló 200 mil hectáreas de tierras forestales a la “Cellophil Resources Corporation”, una empresa maderera.

Ambos proyectos eran de prioridad para la dictadura de Marcos pero ignoraban los derechos de pueblos indígenas, su vida y su cultura. Tauli-Corpuz unió a los pueblos Kalinga y Bontok del norte del país para impedir la destrucción de las tierras forestales ancestrales y la inundación de varios pueblos tradicionales.

18/EPR/LGL

 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más