Inicio Retoma CEDH liberación de hombre que asesinó a su esposa

Retoma CEDH liberación de hombre que asesinó a su esposa

Por Soledad Jarquín Edgar

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) seguirá de oficio la queja por la liberación de Heriberto Vásquez Espinosa, misma que obtuvo mediante un programa gubernamental el pasado mes de diciembre, informó el presidente de la institución, Jaime Mario Pérez Jiménez.

El ombudsman oaxaqueño reveló que el caso se seguirá de oficio, con el expediente CEDH/180/(01)/OAX/2006, luego de la publicación de la información publicada por Cimacnoticias el pasado 2 de febrero, y se investigará “la posible violación en la que habría incurrido la Dirección de Prevención y Readaptación Social”, dependiente de la Secretaría de Protección Ciudadana.

Cabe señalar que Cimacnoticias investigó la liberación de Heriberto Vásquez Espinosa mediante el programa de Liberación a Presos Indígenas que promueve el gobierno del Estado y en el que participan dependencias del poder Ejecutivo como la Secretaría de Protección Ciudadana y la Procuraduría para la Defensa del Indígena, así como el Poder Judicial.

Vásquez Espinosa, quien fue detenido en abril de 2004 luego de asesinar a golpes a María Luisa Agustín López, de 21 años, fue condenado a tres años, siete meses y 14 días de prisión, lo que resulta inexplicable para las organizaciones que trabajan por la no violencia contra las mujeres.

VIOLENCIA Y MISOGINIA

Jessica Sánchez Maya, presidenta de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh) en Oaxaca, lamentó que en esta entidad el aparato gubernamental no pueda responder de manera contundente ante la violencia que se ejerce en todos los ámbitos contra las mujeres.

Señaló que en tanto la CEDH tiene que esperar la denuncia pública para actuar, en Oaxaca la violencia contra las mujeres tiene cada vez un rostro más dramático y misógino, en referencia al cuerpo de una mujer que fue hallado este 11 de febrero en un paraje del municipio conurbado de Etla.

Consideró que la violencia contra las mujeres muestra un alto grado de misoginia: “el cuerpo se encontraba mutilado; fue al parecer violada, estrangulada y arrojada como si fuera basura”, señaló con toda indignación la defensora de los derechos humanos, quien lamentó que ante todo este escenario, como la puesta en libertad de un hombre que asesinó a su esposa, “el aparato gubernamental no tenga ninguna respuesta para la sociedad”.

Sánchez Maya sostuvo que ante ese tipo de actitudes sólo hay un acto de impunidad del gobierno, que no asume ni las prioridades mínimas de brindar seguridad como tampoco responde ante los acuerdos y convenios internacionales que México ha signado para proteger la vida de las mujeres frente a la cada vez más grotesca violencia de género.

LOS HECHOS DE 2004

Heriberto Vásquez Espinosa asesinó a María Luisa en abril de 2004, en San Francisco Lachigoló, un municipio conurbado de la capital oaxaqueña. Heriberto, quien se quedó dormido junto al cadáver, al despertar llevó a María Luisa hasta la clínica de Solidaridad que se localiza en la población de Tlacolula, donde la médica le informó que se encontraba muerta y pidió la detención de Heriberto.

Heriberto y María Luisa contrajeron matrimonio cinco años atrás. Se conocieron cuando él, de oficio albañil, realizaba algunas reparaciones en la casa paterna, ubicada en San Agustín Yatareni.

Durante su vida en pareja -relató posteriormente la familia- María Luisa sufrió de violencia por parte de Heriberto, quien en abril de 2004, con el pretexto de que “la había encontrado con otro”, la violó y mató a golpes delante de sus pequeños hijos, según el reporte forense que conoció la familia.

EL PROGRAMA

La Coordinación de Comunicación Social del gobierno estatal informó el 23 de diciembre de 2005, mediante un comunicado electrónico enviado a los medios, sobre los resultados de este programa en ese año y sobre la liberación de 287 “beneficiados” más, lo que suma un total de tres mil siete indígenas liberados en el primer año de gestión del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, “cifra que supera lo hecho en esta misma materia en los tres sexenios anteriores”.

Las fianzas, explica el comunicado, se pagan mediante un fondo especial en el que se aplicaron “cinco millones de pesos”, apoyo al que se integró la fundación Telmex Reintegra para apoyar la libertad de los indígenas “que han cometido delitos menores en el fuero común”.

Fue el 23 de diciembre cuando el gobernador Ulises Ruiz Ortiz entregó a Heriberto Vásquez Espinosa la boleta mediante la cual obtuvo su libertad, sólo un año siete meses después de haber asesinado a María Luisa Agustín López. Un delito que de ninguna forma puede ser considerado menor.

06/SJ/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más