Inicio Retrocede una década libertad de expresión: RSF

Retrocede una década libertad de expresión: RSF

Por Guadalupe Vallejo Mora

Además de los 63 periodistas muertos en el ejercicio de su profesión, y de 807 detenidos, Reporteros sin Fronteras (RSF) censó durante 2005 más de mil trescientos casos de agresiones o amenazas a trabajadoras y trabajadores de los medios de comunicación. México no fue la excepción, pues al cierre del año se decretó el auto de formal prisión contra la periodista Lydia Cacho.

La libertad de prensa retrocedió casi una década al superar las cifras de 1995, considerado el “año más asesino” para la libertad de expresión; incrementa en diez las muertes registradas en 2004 y en casi cuatrocientos los medios de comunicación censurados ese mismo año, los cuales pasaron de 622 a 1,006.

Como un ejemplo de la censura está la cobertura en Puebla del caso de la también autora de Los demonios del Edén, Cacho Ribeiro; a los medios locales de comunicación se les prohibió darle seguimiento “por su bien”, según comentaron a esta agencia diversas comunicadoras y comunicadores que prefirieron mantener el anonimato para no recibir represalias en sus medios de trabajo.

Sobre este particular, aun cuando no es incluido en su informe, RSF mostró en su momento una seria preocupación por la suerte de la colaboradora del diario La Voz del Caribe en Cancún, quien en 2004 denunció en su libro las ramificaciones de una red pedófila.

“Lydia Cacho Ribeiro es una reconocida periodista de investigación y una activa militante de los derechos de las mujeres y los niños. Su trabajo y su compromiso molestan en determinados medios políticos y económicos, y ya le han valido muchas amenazas de muerte”, dijo la organización. Y agregó:

“Nos tememos que, un año después de la publicación de su libro, la acción judicial emprendida contra ella sea una medida para reducirla al silencio. Esperamos que la justicia recalifique el caso como civil, en lugar de penal, y aclare las condiciones del breve encarcelamiento de la periodista a principios de esta semana”.

En su Informe de Prensa 2005, difundido en el marco del Día del Periodista, RSF destaca que en el continente americano México se ha visto enlutado, además, por la muerte de dos periodistas. En el origen de estos asesinatos se encuentran las investigaciones sobre traficantes de droga.

Se trata de los casos de la reportera de Radio Stereo 91 de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Guadalupe García Escamilla, quien fue herida con arma fuego el 5 de abril de 2005, y del crimen contra director del periódico La Opinión de Poza Rica, Veracruz, Raúl Gibb Guerrero, ocurrido cuatro días después, esto es, el sábado 9 de abril, en Papantla, Veracruz.

En ambos casos, la PGR atrajo las investigaciones por instrucciones del entonces procurador Rafael Macedo de la Concha, quien ordenó que sean nombrados fiscales especiales en la institución para investigar las agresiones cometidas contra los periodistas.

El único indicador a la baja en este informe es el número de profesionales detenidos: 786 frente a los 907 de 2004. “Cada día, y simplemente porque intentan cumplir con su trabajo, detienen a una media de dos periodistas del mundo”, lamenta RSF.

05/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más