Inicio Retroceso grave para derechos de las mujeres en Guanajuato

Retroceso grave para derechos de las mujeres en Guanajuato

Por Paulina Rivas Ayala

En Guanajuato, las mujeres que deciden ejercer una maternidad libre y voluntaria pueden recibir de 6 meses a tres años de prisión, y las autoridades de salud, apoyadas por las de educación mantienen una baja cobertura de métodos anticonceptivos y una educación que desalienta el uso de los mismos.

Hay que recordar que esta entidad ha sido gobernada por el Partido Acción Nacional (PAN) desde hace casi 20 años, un partido conservador de derecha, de naturaleza moralista y religiosa, como lo demuestran sus decisiones y actos a lo largo del territorio nacional.

Han pasado 199 años de que Guanajuato fue la cuna de la “independencia” de México, sin embargo este derecho a la libertad y la emancipación en un estado libre y soberano se vio truncado para las mujeres, cuando el 8 de mayo de 2009 el Congreso del estado aprobó la reforma al artículo 1º de la Constitución local para proteger la vida desde el momento de la concepción.

Dicha reforma entró en vigor el 26 de mayo del mismo año luego de que, en el Congreso, el grupo parlamentario del PAN la aprobó con 23 votos a favor, apoyados con dos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y uno del Partido del Trabajo (PT).

El 20 de septiembre de 2009 el PAN y sus representantes locales presentes en la Secretaría de Educación del estado, encabezada por Alberto Diosdado, decidió que el concepto de moral debía estar por encima de la ecuación sexual laica para las y los jóvenes de secundaria.

Ahora, los libros de biología de primer año de secundaria en lugar de contener esquemas que expliquen el funcionamiento de los órganos sexuales, están presentes conceptos como “la abstinencia, la fidelidad y el matrimonio” con el objetivo de reducir los embarazos no deseados y las enfermedades como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

El mismo texto, describe a la virginidad como un tesoro que se entrega a la persona más importante en la vida y trata de impedir el uso de anticonceptivos, “la píldora anticonceptiva puede dar cáncer de útero”. Además, explica que la procreación solo puede tener un marco adecuado en el matrimonio.

Guanajuato también es un estado con demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos a pesar de que las mujeres desean prevenir embarazos.

Ello representa un “retroceso grave” para los derechos de las mujeres pues estos factores aunados a la prohibición del aborto orillan a las mujeres y a ser madres contra su voluntad, como han manifestado varias organizaciones que defienden y promueven una maternidad libre y voluntaria como el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

10/PRA/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más