Inicio » Revela Madama de Washington nombres de poderosos clientes

Revela Madama de Washington nombres de poderosos clientes

Por Redaccion

Desde el pasado fin de semana unos 15 mil hombres integrantes de la elite de poder e influencia en Washington deben de estar sumidos en un creciente nerviosismo, ya que desde el pasado jueves 5 de julio se están revelando nombres de los que asiduamente visitaban cierto burdel en la capital norteamericana.

Estos hombres son los integrantes de la distinguida clientela que recurría a los servicios de Pamela Martin amp Asociados, la exclusiva red de prostitución que administraba Deborah Jeane Palfrey, una mujer de 50 años, apodada la Madama de Washington, señala un artículo publicado por el diario La Nación en su edición impresa de Miami.

El diario detalla que cuando el escándalo estalló, en agosto del año pasado, Palfrey amenazó con divulgar los nombres de su voluminosa lista de clientes, pero en marzo de este año una jueza de distrito, actuando a instancias del gobierno, emitió una orden de restricción.

Restricción que fue levantada el jueves 5 de julio del 2007 por un juez federal, por lo que Deborah Jeane Palfrey se apresuró a poner la información a disposición de los medios de comunicación.

En este sentido, el artículo redactado por Mario Diament destaca que esta no es la primera vez que dicho inventario cae en manos de la prensa, ya que en mayo pasado, Palfrey concedió una entrevista a la cadena de televisión ABC y llevó consigo una muestra de su libro negro.

Como resultado de esta indiscreción, dos poderosos de Washington se apresuraron a renunciar. Uno de ellos era el subsecretario de Estado Randall Tobias, un ex ejecutivo de la industria farmacéutica a quien el presidente George W. Bush había encomendado la conducción de un millonario programa de prevención del SIDA en África.

Por lo visto, el subsecretario no veía contradicción alguna entre su utilización discrecional de los servicios de madame Palfrey y la condición que imponía a los países beneficiarios de la ayuda: que para la liberación de fondos debían denunciar la prostitución, enfatiza el documento.

El otro desenmascarado por las revelaciones fue Harlan K. Ullman, un consultor militar del Departamento de Defensa, a quien se le atribuye el haber acuñado el término shock y conmoción (shock and awe) para describir el descomunal ataque inicial contra Irak y que más tarde serviría para describir su propia reacción.

De igual manera el texto agrega que dentro de la lista de clientes se encuentra un economista de la administración de Bush, funcionarios de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, por sus siglas en inglés), ejecutivos del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), integrantes del Pentágono y legisladores.

Durante 13 años, Madama de Washington dirigió exitosamente su pequeño imperio sexual desde Vallejo, California, donde reside, empleando una red de 130 mujeres, de entre 18 y 55 años, todas ellas estudiantes o graduadas universitarias, quienes cobraban un mínimo de 300 dólares la hora por sus servicios.

Su estilo de organización empresarial no difería del de cualquier corporación bien organizada, ya que las empleadas recibían regularmente un boletín elaborado por Palfrey, en el que se incluían desde consejos prácticos hasta perfiles de consumidores, para el mejor desempeño de sus tareas.

Uno de estos boletines recordaba a las muchachas que el Congreso reanudaba sus sesiones y, en consecuencia, la temporada alta se encontraba a punto de comenzar.

La irrupción de Palfrey con su libro negro podría ser saludada como una brisa de aire fresco entre tanta mojigatería, si no fuera que ella misma hace gala de una hipocresía similar cuando alega que lo que comandaba era un negocio de fantasías eróticas que excluía las prácticas sexuales.

Trescientos dólares la hora por una fantasía parece un precio excesivo aun para los influyentes y poderosos, apunta el autor del artículo.

07/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: