Inicio Ridículo, pretender someter a plebiscito la Ley de Convivencia

Ridículo, pretender someter a plebiscito la Ley de Convivencia

Por Argelia Villegas López

La Ley de Sociedad de Convivencia, programada en principio para aprobarse esta semana, no debe ser sometida a plebiscito, pues los derechos humanos no son un tema que debe someterse a discusión sino un derecho ciudadano y una obligación del Estado, expresaron hoy diversos organismos que promueven esta ley.

Propuesta desde abril de 2001 por la ex diputada Enoé Uranga, esta ley no legaliza las uniones de gays y lesbianas, sino que pretende “garantizar los derechos, por la vía de la legitimación, de aquellas uniones que surgen de las relaciones afectivas a las que el derecho mexicano no reconoce aún consecuencias jurídicas”, de acuerdo con el texto de la iniciativa.

Al respecto, Uranga expresó a Cimacnoticias que el compromiso formal de la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de la Asamblea es votar esta semana dicha ley, cuyo dictamen tiene toda la solidez para ser aprobada, y es responsabilidad legislativa tomar esta decisión.

Lamentó que surjan intentos por eludirla. René Bejarano, coordinador de la mayoritaria fracción parlamentaria en la Asamblea, es ejemplo de ello, pues está planteando una ruta para eludir una responsabilidad que compete a los legisladores. “La postura de todos los que apoyamos esta ley, es que los derechos humanos no son asunto que pase por la creencia de las mayorías”, aseguró Uranga.

Respecto a las protestas que han promovido grupos como Provida, aseguró que son “una mera pantalla”. No son representativas las 10 personas que no quieren que se apruebe, ni un gobierno como el de Andrés Manuel López Obrador puede ceder a las presiones de las altas jerarquías católicas.

“Espero que pronto estemos honrando la laicidad del Estado y que estemos festejando una Asamblea Legislativa que atiende a las demandas de este siglo”, concluyó Uranga.

Por otra parte Alejandro Reza, dirigente del Foro de Hombres Gays, asegura que en caso de que se someta a plebiscito la ley de convivencia “nosotros presionaremos para que sea de manera transparente y pública, nada de llamadas telefónicas”, afirmó.

Por su parte, Mario Arteaga, presidente del Comité Orgullo México, expresó en entrevista a Cimacnoticias que los grupos que apoyan esta ley están a la expectativa pues las declaraciones de López Obrador se encuentran “totalmente fuera de lugar”. “La Asamblea tiene la responsabilidad de cumplir con las necesidades de la población”, enfatizó Arteaga.

Rodolfo Millán, asesor jurídico de la Ley de Convivencia, calificó de “ridículo” el que se la quiera llevar a plebiscito, pues los derechos humanos no tienen por qué ser sometidos a la aprobación popular.

“La sociedad ya cambió, no pasará nada con la Iglesia, ni con el matrimonio si se aprueba esta ley, y este tipo de fenómenos culturales deben de ser regulados necesariamente por un bien común”, concluyó.

03AVL/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más