Inicio » Rocío García, “candidata de la primera dama”, dirigiría Inmujeres

Rocío García, “candidata de la primera dama”, dirigiría Inmujeres

Por Hypatia Velasco Ramírez

Rocío García Gaytán, actual presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres, “la candidata de la primera dama”, podría convertirse en la nueva presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), debido precisamente a su cercanía con la esposa de Felipe Calderón, Margarita Zavala, considera la diputada federal Elsa Conde.

En entrevista telefónica con Cimacnoticias, la feminista Elsa Conde del Partido Alternativa, quien estuvo presente el viernes pasado durante la aprobación de la terna de candidatas aprobada por la Junta de Gobierno de la institución, aseguró que nuevamente hay una terna que no está reflejando la pluralidad de la Junta de Gobierno.

La decisión –discutida el pasado jueves en los espacios del consejo consultivo y por el consejo social– provocó el enojo de las consejeras consultivas, ya que es una terna que no fue discutida con la pluralidad que implica el consejo, asevera.

Siempre se ha tenido la intención de que Inmujeres represente tanto a mujeres que vienen del movimiento feminista o de organizaciones sociales como a integrantes del ejecutivo, pero actualmente no se cuestionan la terna “simplemente van y votan”, dice Conde.

Y enfatiza, “será una terna formal, pero en los hechos esta candidata (Rocío García Gaytán) será la candidata de la primera dama”.

Integran también la terna para que Felipe Calderón nombre el próximo 8 de marzo a la nueva presidenta ejecutiva de Inmujeres, María Elena Álvarez Bernal y Laura Gurza Jaidar, de las que sólo se conoce que son militantes del Partido Acción Nacional (PAN).

No es suficiente que se presente el perfil de quienes conforman la terna, dice Elsa Conde, sino que se debe mostrar cuál es la proyección y el programa de trabajo de las candidatas y que lo defiendan, pues de las actuales aspirantes sólo se sabe el perfil, pero se desconoce hacia dónde piensan dirigir su trabajo dentro del Instituto.

Asimismo, subraya, en la reunión se cuestionó que para la aprobación de la terna se haya llamado a una sesión extraordinaria “en la que no hubo la posibilidad de discutir los perfiles, dejando poco lugar para que se diera una propuesta alterna de candidatura”.

VACÍOS LEGALES

Por ello -y de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 17 de la Ley del Instituto, que señala que por consenso o por acuerdo de las tres quintas parte de la Junta de Gobierno se elegirá la terna-, en la sesión de la Junta de Gobierno Conde solicitó que se ratificara si se encontraba el quórum debido, toda vez que en el Artículo 12 de dicha Ley se establece que todos los que son vocales propietarios por parte del ejecutivo deben estar representados por el titular de las dependencias o, en su caso, deben ser suplidos por un director de menor rango.

Es decir, que los que tienen derecho a voto son los secretarios, titulares de las dependencias y/o subsecretarios. Sin embargo, explica Conde, anteriormente se dieron casos donde votaban personas sin la atribución para hacerlo, por lo que la diputada hizo la solicitud “pensando que en lugar de tener 15 representantes del ejecutivo muy probablemente se bajaría el número, lo que daría mayores probabilidades de tener una votación distinta o que incluso no se lograra tener las tres quintas partes que se requerían”.

Ante esta petición, el jurídico tuvo que ratificar quiénes estaban presentes con posibilidad de votar, en el que resultó que tan sólo había 10 votos del ejecutivo, más el consejo consultivo y el consejo social que sumaron en su totalidad 16 votos.

Sin embargo, no había una propuesta alterna, por lo que las mujeres que tenían derecho a voz y voto eligieron por unanimidad la que se les presentó, sostiene.

Para Conde, es falso que la Junta de Gobierno avalara una terna con 32 votos como informó Inmujeres en un boletín, pues entre el Consejo Consultivo y el Consejo Social había 16 votos, que sumados a los 10 representantes del ejecutivo con derecho a voto, resultan 26 votos, cifra con la que se aprobó la terna.

Por tanto no se podría alcanzar la cifra de 32 votos, enfatiza Conde, “debido a la solicitud que hicimos tanto del quórum como de la ratificación de quien tenía derecho a voto, ya que había representantes del ejecutivo sin derecho a votar. Por ello no se alcanzaron los 32 votos, porque no estaban todos los representantes y faltaba una consejera”, detalla.

Al respecto, la diputada indica que “nuestra tarea en este momento es hacer una revisión sobre cómo está integrada la Junta de Gobierno, pues no existe un equilibrio entre las fuerzas que están ahí representadas”.

La tarea de la Junta y de las consejeras será estar vigilantes de que el objetivo y todos los programas de Inmujeres se cumplan, explica, lo cual significa “hacer contrapeso de las decisiones que no están actuando para fortalecer y consolidar una política de género y los derechos de las mujeres”.

Finalmente, para la diputada, más allá de cómo se voto y se conformó esta terna, así como de la decisión final que tome Felipe Calderón con respecto a las candidatas, el Instituto debe realizar las tareas que le corresponde y se debe hacer, además, una revisión exhaustiva de la Ley del Instituto, “pues aún tiene muchos vacíos”.

07/HVR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: