Inicio Romperán su marca las mujeres en la Cámara de Diputados

Romperán su marca las mujeres en la Cámara de Diputados

Por Rafael Maya

En 50 años, a partir de 1953 –cuando las mexicanas obtuvieron el derecho constitucional al voto– , las mujeres han alcanzado un máximo histórico de representación en la Cámara de Diputados de 17.4 por ciento.

Con la elección de este domingo se espera que las legisladoras alcancen entre 19 y 20 por ciento de presencia en el recinto de San Lázaro, según proyecciones elaboradas por cimacnoticias.

En medio siglo, la población femenina ha pasado de tener a una sola representante en la Cámara baja (en la Legislatura 42, 1952-55), a 87 diputadas en la Legislatura 57.

Paradójicamente, con la elección presidencial de 2000 las mujeres vieron disminuida su presencia en el Congreso al alcanzar 80 curules, siete menos que en la anterior Cámara de Diputados.

En 1954, tras las elecciones extraordinarias en Baja California llegó a San Lázaro Aurora Jiménez de Palacios, la única diputada de un total de 162 asientos legislativos.

A partir de entonces, las mexicanas han ocupado 556 escaños en la Cámara baja de un total acumulado de cinco mil 448, lo que representa poco más de 10 por ciento global. De 1952 a 1964, el Congreso contó con menos de diez diputadas por legislatura, y se fue incrementando su número hasta llegar al actual de 80 mujeres.

La primera diputada de oposición que llegó a San Lázaro fue Macrina Rabadán del Partido Popular Socialista en la 44 Legislatura (1958-61). Hoy, en la Cámara de Diputados las mujeres opositoras son mayoría (48 de la Alianza por México y el PRI), contra 32 del gobernante Partido Acción Nacional.

El aumento de la representación femenina en la Cámara baja a partir de que consiguieron su derecho al voto ha sido gradual. En la Legislatura 43 (1955-58), de una diputada se pasó a cuatro, y luego en la Legislatura 44 se duplicó a 8 legisladoras.

Después de magros incrementos en la presencia femenil, fue hasta la Legislatura 51 (1979-82), que las mexicanas lograron dar un salto mayor al ocupar 32 escaños, 11 más que en el Congreso anterior.

Posteriormente, otro “brinco” importante fue en la Legislatura 54, emanada de las controvertidas elecciones presidenciales de 1988, cuando se logró el máximo histórico en ese momento de 59 diputadas, 17 más que en la anterior. Luego en la siguiente Cámara hubo un “bajón” sorprendente de 15 legisladoras, es decir resultaron electas sólo 44 mujeres.

El gran avance se dio en el Legislatura 56 (1994-97) cuando llegaron a San Lázaro 70 diputadas de un total de 496 escaños, lo que representó 14.1 por ciento de presencia femenina en ese recinto.

Está por verse si con los comicios de hoy las diputadas logran superar el tope máximo de 87 representantes alcanzado en la Legislatura 57 (1997-2000). Aunque las proyecciones más optimistas hablan de que habría 100 legisladoras a partir de septiembre próximo, el riesgo de una disminución en la presencia femenina está latente.

2003/RM/MR

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más