Inicio Rostro de Connie Culp, símbolo de violencia universal

Rostro de Connie Culp, símbolo de violencia universal

Por Alejandra González Méndez

La violencia contra las mujeres toma muchas formas, y una de ellas la ejemplifica el rostro de Connie Culp, mujer norteamericana de 46 años, que hace 5 años, en un intento de homicidio por parte de su esposo, recibió un disparo de rifle en el rostro, acto que no sólo la dejaría desfigurada, también ciega, sin poder sonreír, respirar o comer por sí misma.

Siete años de cárcel fue la sentencia para el hombre que cambió su vida, y que después de dispararle intentó suicidarse. Sin embargo sobrevivió, y la que aún es su esposa podría reconciliarse con él cuando cumpla su sentencia, tal como lo ha dicho a los medios de comunicación en un par de ocasiones.

La también madre de dos hijos, tuvo que someterse a 30 cirugías, sin que ninguna pudiera restaurar sus funciones faciales, y en diciembre del año pasado fue posible realizarle un trasplante facial en Clínica Cleveland en Ohio, su lugar de residencia, que le permite comer y respirar por sí sola.

Sólo se han realizado cuatro operaciones de este tipo a nivel mundial, y ésta ha sido la más grande, reconstruyendo un 80 por ciento de su rostro, motivo por el cual la fotografía de Connie Culp le ha dado la vuelta al mundo.

Sin embargo, la violencia experimentada por Connie es sólo un ejemplo más de los muchos casos que existen en Estados Unidos.

De acuerdo con el Centro Nacional para la Prevención y Control de Lesiones, anualmente las mujeres estadounidenses sufren alrededor de 4.8 millones de ataques físicos y violaciones por parte de sus parejas, y sólo el 20 por ciento de las mujeres agredidas reciben atención física o psicológica.

Además el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas (UNFPA), indicó recientemente, que 700 mil mujeres son violadas o acosadas sexualmente en este país cada año.

De acuerdo con datos publicados por la Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica (NCADV por sus siglas en inglés), de los homicidios de mujeres reportados a la policía, un tercio son cometidos por las parejas sentimentales de las víctimas, además reporta que menos de una quinta parte de los actos de violencia física contra mujeres cometidos por sus parejas, son denunciados.

El costo de la violencia doméstica en este país se estima en 5.8 billones de dólares cada años, de los cuales 4.1 son dirigidos a los servicios médicos y de salud mental.

Las mujeres que han sufrido la violencia por parte de sus parejas, perdieron en conjunto, alrededor de 8 millones de días de trabajo pagado, lo que equivale a 32 mil trabajos de tiempo completo, y a 5.6 millones de días de trabajo en el hogar.

Y es que la violencia contra las mujeres se da en todos lados, no es exclusiva de ciertos países, es universal y es vergonzosa. El número de víctimas a nivel mundial es enorme, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que cerca de un 45 por ciento de las mujeres entre los 16 y 49 años han sufrido o sufrían violencia física, verbal o emocional.

Los datos son contundentes, y casos como el de Connie abren la pauta a reflexionar cuales son los avances que hemos tenido para combatir este problema, y el largo camino que queda por recorrer, para que nunca volvamos a ver un rostro desfigurado, por alguien que prometió amar y proteger a la persona que lastimó.

09/AGM/LAG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content