Inicio Sabina Berman denuncia la Verdad Dudosa

Sabina Berman denuncia la Verdad Dudosa

Por Sara Lovera

Lo que ha pasado en nuestro país, en los últimos días, es que los hombres nos regresaron a la verdad dudosa, afirmó anoche Sabina Berman, quien explicó que se nos regresó, abruptamente a La Verdad Sospechosa de la Colonia.

En clara referencia al desafuero del jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, la narradora, dramaturga y feminista, afirmó que probablemente el único rincón para la verdad hoy sea el teatro, ahí donde su acepción artística es el arte de manifestar con verdad.

No el peor teatro donde el arte es mentir y fingir. Y ese teatro sucede fuera de los escenarios y siempre esta ligado a juegos de poder.

Y dijo hombres, claramente, porque lo sucedido en éstos días atenta contra ese esfuerzo histórico de la ciudadanía que, a pesar de todo, ha tenido grandes logros. Y estos hombres han pervertido y puesto en duda palabras como paz social, ley y democracia.

Sabina Berman, brillante narradora, multipremiada desde hace 30 años, habló así al presentar al público Puro Teatro, una compilación de 11 de sus mejores piezas editada por el Fondo de Cultura Económica, la primera edición de teatro para leer que la casa editora publica en los últimos 20 años.

Considerada como emblemática dramaturga feminista, Sabina Berman afirmó que en el teatro nadie miente, es imposible, porque ahí todo es visible, todo se ve, desde la acción a su intención íntima, pasando por las palabras cuya justeza evidencia intención y acción o su no justeza. Todo es claro.

En cambio, reflexionó ante sus decenas de invitados “hemos regresado a la verdad dudosa” que nos ha vuelto abruptamente a La Colonia, reiteró, y afirmó que pase lo que pase, el arte del teatro seguirá siendo un rincón para la verdad.

Luego brindó con sus invitados que habían disfrutado la lectura de trozos emblemáticos de sus obras como Moliere, Entre Pancho Villa y una Mujer Desnuda o Feliz Nuevo siglo Doctor Freud, cuyo éxito tuvo una amplia aceptación de un público crítico y exigente. Este, su teatro, permitió entrar en la crítica del machismo, palabra proferida ahí por el maestro de ceremonias, el periodista José Gordon.

Y fue Gordon quien recordó que se puede amar desaforadamente a la obra de Sabina Berman, porque con humor y gran profundidad, ha tocado el fondo de la vida humana: la que se da entre los hombres y las mujeres.

En esta, que fue realmente una fiesta cultural, en la cual un grupo de los mejores actores se adueñaron del foro y mostraron la obra de Sabina, quien los observaba gozosamente desde un sillón rojo.

Ahí estuvo Diana Bracho, actriz principal de Entre Pancho Villa y Una Mujer Desnuda, que llegó hace unos años a las 300 representaciones, obra de la que se hizo una película y forma parte de la programación de la televisión cultural.

De Sabina Berman y su numerosa producción narrativa, poética y teatral, habló la periodista Guadalupe Loaeza, quien le pidió que escribiera pronto una obra de teatro de esta tragicomedia mexicana, en la que se ha cometido un crimen contra el político más popular del país, Andrés Manuel López Obrador.

La política en crudo no es tema de escenarios como los de anoche. Sin embargo, los asistentes aplaudieron. Y las palmas no surgieron sólo por esos trozos del teatro de Sabina Berman, sino ruidosamente cuando la escritora, en una línea recordó fechas cruciales de la lucha ciudadana como las de 1968, 1988 y año 2000.

En el local del Lunario, en la zona sur del Auditorio Nacional, espacio teatral, volvió Dora y el doctor Freud; Moliere y su enorme capacidad para reír, como volvió Pancho Villa baleado por una mujer fuerte que decidió terminar una relación injusta y oprobiosa.

Sabina Berman recibió su primer premio, el que otorgó el Año Internacional de la Mujer en 1975, cuando no tenía ni 20 años; ha sido galardonada por la Academia de Artes Cinematográficas, recibió el premio de Teatro de Bellas Artes y ha sido traducida a varios idiomas.

Anoche fue agasajada por sus amigos y amigas, de los que dijo, es importante gozar y tener. Es una dramaturga que se define como feminista, que escribe de la injusticia social que padecen las mujeres, que considera necesario su desarrollo político.

Fue la guionista de la serie televisiva Mujeres al Poder, realizada para televisión que obtuvo el Premio Nacional de Periodismo, junto a Isabel Tardán y Denisse Marker.

Y, la frase última de Sabina Berman, fue una evocación para “¡que los que hacemos teatro sepamos aprovechar ese rincón de verdad para influir la atmósfera de mentira”, dijo para luego brindar “no por el teatro de la mentira, sino por el buen teatro”.

Las luces se apagaron lentamente, mientras la dramaturga firmó decenas de tomos de Puro Teatro.

2005/SL/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más