Inicio » Salud de las mujeres y anticoncepción de emergencia

Salud de las mujeres y anticoncepción de emergencia

Por Hilda Soria

Crear conciencia y aumentar el acceso a la anticoncepción de emergencia (AE) es fundamental para mejorar la salud de las mujeres, informa PATH (Health, Technology Appropriate, Program), prestigiada organización internacional que ha ayudado a proveer apropiadas tecnologías de salud en todo el mundo.

Si todas las mujeres que solicitarán AE tuvieran acceso a ella, se evitarían muchos de los embarazos no planeados (muchas veces ocasionados por violaciones) y los abortos que anualmente terminan con la vida de muchas de las mujeres.

Un estudio realizado recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que en Shangai, China, el 60 por ciento de los abortos inducidos podrían haberse evitado si las mujeres hubieran usado AE.

En México, muchas también podrían evitar el aborto. De hecho en el 2006 se reportaron 874 mil 747 abortos, revelan el Instituto Alan Guttmacher, el Colegio de México y el Population Council.

Sin embargo, el número podría ser mayor, ya que es difícil saber el número de abortos que se realizan en la clandestinidad, y mucho más complicado es saber el número de mujeres que muere por interrumpir sus embarazos de esta manera.

Además del aborto, también se podrían evitar muchos embarazos no deseados, de hecho se estima que un alto porcentaje de los nacimientos que ocurren en menores de edad son embarazos no planeados y probablemente no deseados, lo que amenaza el desarrollo integral de la población femenina, ya que esta situación no esperada puede poner en peligro su salud, además de retrasar los procesos de capacitación para la vida y para el trabajo productivo.

A pesar del importante papel que la AE puede tener en la salud de las mujeres, en México la Norma Oficial Mexicana sobre violencia familiar, sexual contra las mujeres (NOM-046), minimiza la obligación de los prestadores de servicio de salud de prescribirla a toda mujer violada de manera inmediata, lo mismo sucede con la interrupción del embarazo, y además no limita la objeción de conciencia de todo el personal de salud, demandan las OSC.

Originalmente esta Norma tenía un apartado específico para el tratamiento de las mujeres afectadas por la violencia sexual, enfatizaba la obligación del personal de salud de proporcionarles AE y de informarles sobre las alternativas para la interrupción legal del embarazo en los términos de la legislación estatal aplicable , además de garantizarles este servicio médico si lo requirieran.

No obstante, recientemente se le hicieron 35 modificaciones que cambiaron su sentido y ponen en riesgo la salud de las mujeres.

Ante esta situación el pasado ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer, la organización en defensa de los derechos humanos: Human Rights Watch acusó a las autoridades mexicanas de negar sistemáticamente el acceso al aborto legal a las mujeres que son víctimas de violaciones.

La denuncia publicada en un estudio precisa que más de 120 mil mujeres son violadas en México cada año. De estas violaciones muchas mujeres quedan embarazadas y al no recibir apoyo siguen con el embarazo, a pesar de que no lo desean.

¿QUÉ ES LA AE?

La anticoncepción de emergencia (AE) permite prevenir un embarazo después de una violación, falla del método anticonceptivo (se rompe el condón, el DIU se mueve de lugar), se olvidó tomar las pastillas anticonceptivas o se tuvieron relaciones sexuales sin protección.

De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), la AE no debe ser usada en lugar de los métodos de planificación familiar. Como su nombre lo indica, sólo debe usarse en los casos de emergencia mencionados.

Dependiendo del momento del ciclo menstrual en que se encuentre la mujer, la AE puede detener la liberación de los óvulos o dificultar el transporte de los espermatozoides.

Es muy importante aclarar que la AE no es un método abortivo, debido a que no funciona si ya existe un embarazo, y si se toma cuando el embrión ya está implantado, no le afecta, sin embargo, es mejor evitar tomarla de esta forma.

¿CÓMO FUNCIONA?

Consiste en tomar una o dos dosis, y para hacer más efectivo su efecto es mejor tomarla dentro de los primeros 3 días (72 horas), después de la relación sexual desprotegida; entre el cuarto y quinto día la efectividad disminuye.

Cuando son dos dosis pueden tomarse juntas o divididas, cuando se elige la segunda opción son dos tomas (con la misma cantidad de pastillas en cada dosis) con un máximo de 12 horas entre una y otra. Se consiguen en cualquier farmacia y su presentación puede ser tradicional o en forma de productos dedicados.

Para las píldoras tradicionales (Eugynon 50, Nordiol, Ovral, Neoginon de 2 pastillas y las Lo-Femenal, Nordet, Microgynon, de 4 pastillas) se debe tomar la primera dosis durante las primeras 72 horas y la segunda dosis hasta 12 horas después de la primera dosis.

Los productos dedicados o específicos son: Alterna, Glanique, Hispatrel, Postday, Postinor2, Silogin, Vika y éstas se toman en una dosis de una pastilla.

Es importante verificar que si la marca elegida viene en un paquete de 28 píldoras, hay que tomar en cuenta que siete de ellas son de hierro o de azúcar (son las que tienen un color distinto y son las que no se deben tomar). Es necesario tomar las pastillas que contienen hormonas.

Se ha demostrado científicamente que la AE no causa alteraciones a largo plazo en la salud de las mujeres que la han utilizado esporádicamente. Sin embargo, algunas veces se pueden presentar mareos, náuseas y vómitos.

Desde el 21 de enero del 2004, la AE está incluida en la Norma Oficial Mexicana de Planificación Familiar. El 11 de julio de 2005 se incluyó en el cuadro básico de medicamentos de la Secretaría de Salud, así que tienes el derecho de solicitarla gratuitamente en los Centros de Salud o comprarla en cualquier farmacia, para más información puedes visitar www.gire.org.mx.

09/HS/LAG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más