Inicio » Se incorporó en los libros el tema de la sexualidad, pero nadie se educa en ellos

Se incorporó en los libros el tema de la sexualidad, pero nadie se educa en ellos

Por Román González

Tuvieron que pasar 25 años para que la Secretaría de Educación Pública (SEP) incluyera un capítulo dedicado a la sexualidad en el libro de ciencias naturales de quinto y sexto grado de primaria, y que en la secundaria se impartiera educación sexual en la materia educación cívica y ética.

A decir de la SEP, haber incorporado el tema de la sexualidad en la educación básica obligó a las y los maestros a capacitarse y romper con sus prejuicios para asumir una relación distinta con los estudiantes, lo que permite reconocer su disposición a dialogar sobre temas que antes eran prohibidos.

Consultados al respecto, especialistas en sexualidad, magisterio e intelectuales coincidieron al comentaron para Cimacnoticias que la información que se les da a los estudiantes es muy limitada.

Y cómo no, si los índices de eficiencia terminal aún son bajos y su tendencia es decreciente: 45 de cada cien niños que ingresan a la educación primaria básica no terminan su ciclo, 30 de cada cien no acaban los estudios secundarios, 49 de cada cien ingresan pero no terminan sus estudios superiores. Con ello la poca eficiencia de la escuela primaria ha dado lugar a un rezago acumulado de 25 millones de adultos sin estudios primarios.

DE LIBROS Y DOCENTES

Aparentemente la información que aparece en los libros de textos es sencilla y fácil de entender, sin embargo no deja de ser incompleta. Por ejemplo, en cuanto a la reproducción, los textos sólo se limitan al punto de vista biologicista de la sexualidad: qué es un hombre y qué es una mujer, anatómicamente hablando, cómo se reproducen, qué es el embarazo y qué es el ciclo menstrual.

Para la profesora de la escuela federal número uno Melchor Ocampo, de Ciudad Hidalgo, Michoacán, María Sánchez, es importante que un adolescente de nivel medio básico (secundaria) tenga información de este tipo; pero, abundó, desafortunadamente es poco el tiempo que nosotros tenemos para abordar el tema.

“Aunado a ello”, continúa la profesora “la información de que disponemos con relación a la educación sexual es muy pobre, lo mismo que saber cómo trasmitirla a los adolescentes. Entonces, es casi imposible que un maestro pueda abordar el tema”.

Asimismo, estuvo de acuerdo en que la educación sexual es un tema urgente, sobre todo en las escuelas secundarias, debido a que la mayoría de las y los jóvenes inician su vida sexual en promedio a los 16 años; además de que son los únicos que están ausentes de la planeación de las políticas públicas y los programas educativos.

Por su parte, el profesor de primaria Alberino López, indígena mixteco de Oaxaca, fue más explícito: “Nosotros no recibimos ninguna capacitación para trabajar los contenidos de sexualidad en la primaria.”

Desde su punto de vista, para los profesores ejidales es más difícil abordar esos temas en las comunidades indígenas, ya que los menores sienten que es una prohibición y por lo mismo no se puede hablar de sexualidad.

“Cuando uno empieza a tocar el tema ellos adoptan una actitud indiferente. Muchos maestros lo pasan por alto, pero nos falta una buena capacitación para saber cómo entrarle con los menores; además de una campaña con los padres de familia para que comprendan que este tema es importante tratarlo a esa edad”, refirió.

Por otro lado, Raúl Tellez, maestro rural de primaria en Maravatio, Michoacán, comenta que los profesores han sido malformados en cuanto al tema, porque “no lo abordamos durante nuestra formación como profesores”.

A decir del profesor Téllez, “Nosotros venimos arrastrando la creencia de que el sexo es tabú y no sabemos cómo abordarlo. Imagínate lo que vamos a crear en los y las niñas.”

En general, los profesores coinciden en que es fundamental que la SEP, “no nada más aviente los libros”, sino que también capacite al profesor desde que estudia la carrera: la educación sexual debe de ser una materia obligatoria.

OTRAS OPINIONES

Para la terapeuta sexual y sicoanalítica de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual (AMSS), Angélica Mancilla, entre las y los profesores de primaria y secundaria priva el mito de cuándo iniciar el conocimiento sobre la sexualidad: “Qué tal sí lo adiestro más pronto de lo debido.”

En este sentido Angélica Mancilla comenta ése es el punto donde hay una gran limitante, ya que los profesores cargan con esos mitos de que al adolescente o al niño no se le debe decir más que lo elemental; o, en el peor de los casos, dan el tema como ya visto.

A manera de ejemplo, Mancilla mencionó que la palabra masturbación todavía tiene una connotación negativa. “Sería bueno que la planta laboral de educación básica tomará cursos para romper esos mitos y sepan lo que significa la masturbación y para qué se realiza. Eso sería fundamental para romper con el mito de que la sexualidad es mala o sucia.”

Al respecto Mancilla explicó que la masturbación no sólo tiene funciones biológicas para el adolescente sino fundamentalmente síquicas, ya que le permiten desarrollar su psique para pasar a una edad adulta. Es muy difícil que un profesor de primaria o secundaria comente con los niños la función de la masturbación.

En tanto Carlos Monsiváis, durante su participación en el Primer Congreso de Educación Pública de la Ciudad de México, señaló que los expertos definen a la educación primaria como una zona de desastre pues, desde los sexenios de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, se han formado millones de analfabetos funcionales.

Lo primero, dijo, es que debe aceptarse de manera “explícita que la primaria es ahora la estación terminal de la mayoría de los mexicanos. Y, por si hiciera falta, Vicente Fox le ha prometido al clero la educación religiosa en las escuelas públicas”.

En su turno, el investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) Pedro Reygadas expresó que, en virtud de que en México no se enseña la filosofía en la educación primaria y secundaria, durante décadas los niveles básicos se han concentrado a promover de manera dogmática los estereotipos dentro de las aulas.

Para Reygadas, las y los niños en edades muy tempranas se preguntan sobre el sentido de la vida; con ello reflexionan sobre su cuerpo y sus emociones. Ésa es la única manera de que en el futuro ellos mismos decidan de manera responsable sobre su vida adulta.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: