Inicio Se incrementa el Alzheimer en Cuba

Se incrementa el Alzheimer en Cuba

Por Mariana Ramírez Corría

Aunque la mayoría de los ancianos fallece en Cuba por enfermedades cardiovasculares y cáncer, otras dolencias comunes a edades avanzadas no los llevan a la muerte pero sí lastiman y deterioran su salud.

Los males del corazón, los tumores malignos y los padecimientos cerebrovasculares son las tres primeras causas de muerte para los habitantes de la isla que superan los 60 años de edad.

Al cierre del 2002, las tasas preliminares fueron de 989.3 para el corazón, 791.3 en casos de cáncer y 398 para accidentes cerebrovasculares por cada 100 mil habitantes, según el Anuario Estadístico del Ministerio de Salud Pública.

A un tiempo, investigaciones recientes dan cuenta de la presencia de otras dolencias crónicas y degenerativas que disminuyen la percepción de la salud de los ancianos y que se incrementarán a medida que avanza el proceso de envejecimiento en el país, alertan especialistas.

Enfermedades como la osteoporosis con aumento de fracturas, el cáncer, padecimientos cardiovasculares y trastornos demenciales o de la actividad cognitiva se han hecho más frecuentes con el aumento de la expectativa de vida, aseguran reportes médicos.

Estudios epidemiológicos locales en tres municipios del occidente del país en 1999 confirman la presencia del síndrome demencial en un rango que va del 8.2 al 11.2 por cada 100 ancianos.

En ese grupo de males, el más notable es la enfermedad de Alzheimer, con 5.5 por ciento, seguida por la demencia vascular (1.9) y la de etiología mixta o combinación de ambas (0.5), señalan los autores de la investigación Prevalencia y factores de riesgo de síndrome demencial en adultos mayores.

Se estima que aproximadamente 100 mil personas padecen Alzheimer o una demencia relacionada en Cuba y que por cada enfermo existen dos familiares perjudicados, según informes presentados en 2002 por Juan Llibre Rodríguez, presidente de la Sección Cubana de Enfermedad de Alzheimer.

El 90 por ciento de las personas que cuidan a los enfermos pertenecen al sexo femenino, generalmente la esposa, hija u otro pariente cercano que muchas veces interrumpen su vínculo laboral para cuidar del paciente y sufren estrés o sobrecarga elevada.

Entre los factores de riesgo del mal de Alzheimer están la edad avanzada, la historia familiar de demencia o síndrome de Down, los antecedentes de trauma craneal, la enfermedad tiroidea, la depresión, el bajo nivel de educación y recientemente se ha empezado a incluir en la lista la presencia del genotipo para la apolipoproteína E y, específicamente, la E-4.

La demencia senil o enfermedad de Alzheimer es reconocida en la actualidad como la demencia más frecuente en la tercera edad y se estima la padecen entre 18 y 22 millones de personas.

En más del 90 por ciento de los casos la enfermedad de Alzheimer se desarrolla después de los 65 años, con una prevalencia que se duplica cada década sucesiva de la vida, desde un 10 por ciento entre los 60-70 años a un 40 por ciento en grupos de 80 o más años, indica la literatura especializada.

Hallazgos recientes apuntan que los factores de riesgo de la Enfermedad de Alzheimer pueden ser diferentes en mujeres y hombres, y que estos últimos tienen una probabilidad mayor de desarrollar la enfermedad.

03/MRC/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content