Inicio Se incrementa violencia feminicida en Guatemala

Se incrementa violencia feminicida en Guatemala

Por la Redacción

Más de 590 asesinatos durante 2005, maltratos físicos, intimidaciones y abuso sexual destacan entre las prácticas ilustrativas del incremento de la violencia contra las mujeres en Guatemala. La cifra de víctimas mortales, según datos de diversas fuentes, equivale a 63 muertes más que durante 2004.

Una mujer cuyo cadáver fue hallado en un barranco cercano a un populoso barrio capitalino fue el más reciente blanco de las acciones que las autoridades atribuyen básicamente a riñas entre pandillas juveniles, conocidas aquí como maras, de acuerdo con información de Prensa Latina

Al cadáver de la señora le habían quitado los ojos y los labios, reseñó el matutino Prensa Libre, con lo cual corroboró la tesis de grupos feministas de que los crímenes se cometen cada vez con más saña y crueldad. Esta información adquiere particular relevancia en el marco de la campaña internacional 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres, que arrancó el 25 de noviembre en varios países del orbe.

El sábado pasado, una mujer de 52 años que intentó pedir auxilio cuando le robaban en su casa murió baleada por ladrones, en tanto que el viernes último otra dama y sus cuatro hijos perecieron en circunstancias aún por esclarecer.

La muerte de esa última mujer ocurrió cuando su vehículo fue alcanzado por más de 100 tiros de fusil en una céntrica calle de la capital, pero las autoridades -que identificaron a los autores como sicarios del narcotráfico- creen que fue un fatal error.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos y de las mujeres indicaron que en lo que va de año ha fallecido un 10 por ciento más de mujeres que durante 2004, para un total de dos mil 200 asesinatos contra personas de ese sexo desde 2001.

Esos hechos de sangre van en aumento de modo imparable, pues de los 307 y 317 casos registrados en 2001 y 2002, respectivamente, sumaron 383 en 2003, 527 en 2004 y hasta noviembre pasado eran 583.

El Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos aseguró que, al menos en los casos más violentos, podría haber detrás de los crímenes grupos organizados para causar zozobra en la población.

Según el gobierno de Oscar Berger, a quien se le critica por la inseguridad prevaleciente en el país, el combate a la violencia contra las mujeres es una de sus principales prioridades.

Activistas sociales, sin embargo, afirman que esa asignatura sigue pendiente, al tiempo que refutan la hipótesis oficial de que la mayoría de las veces el móvil de la violencia contra las mujeres son venganzas entre bandas del crimen organizado. También aducen que se producen por la participación de las mujeres en las pandillas juveniles.

Entretanto, un estudio denominado Violencia contra las mujeres: tratamiento por parte de la justicia penal, asegura que las víctimas de violencia intrafamiliar y sexual en Guatemala, en su mayoría, desisten de continuar con el proceso de denuncia. Tal decisión se debe, explica la investigación, a que reciben amenazas de sus victimarios, a sobornos o a negligencia de las autoridades.

De acuerdo con el informe, avalado por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala, el desistimiento se presenta como uno de los factores que más condicionan la persecución penal de delitos sexuales y de violencia en el hogar.

El estudio asevera que de 229 mil 572 casos ingresados al Ministerio Público en 2003, 33 por ciento fue archivado sin ninguna resolución, 12 por ciento fueron desestimados y tres por ciento sobreseídos, mientras que el 39.59 por ciento está en investigación.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content