Inicio Se resisten legisladores a tipificar violencia política de género

Se resisten legisladores a tipificar violencia política de género

Por Anayeli García Martínez
elecciones21IMG_8458cesarmartinezlopez

En cualquier campaña electoral pareciera “normal” que entre los contendientes hubiera agresiones, pero a decir de la senadora por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Lucero Saldaña, en el caso de las mujeres hay agresiones particulares que buscan impedir el ejercicio de sus derechos.
 
La senadora, quien en 2013 presentó la primera iniciativa para tipificar en la ley la “violencia política de género”, explicó en entrevista con Cimacnoticias que en el actual escenario electoral es imprescindible legislar al respecto, para prevenir y sancionar este acoso hacia las mujeres que incursionan en la toma de decisiones.
 
“Hablo de aceptar que en el ámbito público, en el político, existe también la violencia y la violencia de género”, subrayó.
 
La cultura política –abundó la legisladora– ha cobijado la difamación, discriminación, exclusión, burlas, impedimentos en el ejercicio de los derechos de las mujeres, obstáculos en su acceso y ascenso a cargos de representación o de toma de decisión, y por eso la necesidad de definir esta violencia y decir de qué se trata. 
 
“La violencia política es un fenómeno que se va a seguir presentando y va a costar trabajo desterrar así tan fácilmente; por eso debemos estar muy atentas a visibilizar, a rechazar, a condenar cualquiera de sus expresiones, no sólo en esta contienda, sino en las que se vayan dando, sobre todo a niveles locales”, apuntó.
 
En 2013 Lucero Saldaña presentó una iniciativa para definir este término en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y el entonces Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, la cual fue aprobada y pasó a la Cámara de Diputados para su ratificación, la que nunca ocurrió.
 
“Allí se quedó un año; estuve tratando de ver qué se podía hacer; había muchas interrogantes (sobre qué es esto), pero sin alguien que liderara el tema es muy difícil porque hay otras prioridades otras reformas importantes”, observó.
 
Explicó que en esa ocasión se enfrentó a la resistencia de los legisladores. “Qué es eso de violencia política, con un piropo nos van a decir que ya es violencia”, fue uno de los argumentos que escuchó de parte de legisladores. Afirmó que muchas veces las víctimas no la denuncian por presiones de líderes o del partido.
 
En 2014 llegó la reforma político-electoral y con ella la expedición de las leyes generales de Instituciones y Procedimientos Electorales  y de Partidos Políticos, por lo que la senadora ajustó su iniciativa para adecuarla al nuevo ordenamiento y de nuevo la presentó ante el Senado.
 
Meses después, en octubre de 2014, las senadoras del PAN Pilar Ortega Martínez y Marcela Torres Peimbert presentaron su propia propuesta para incluir el tema de violencia en las leyes anteriores y la Ley General en Materia de Delitos Electorales.
 
Las senadoras hacían referencia a toda distinción, exclusión o restricción que tuviera por objeto o por resultado, menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de las mujeres en la esfera política.
 
En la Cámara alta esta nueva propuesta no ha sido dictaminada, sin embargo en días recientes las senadoras del PRI Diva Hadamira Gastélum, del Partido de la Revolución Democrática, Angélica de la Peña, y del PAN, Adriana Dávila y Martha Elena García, hicieron una iniciativa similar.
 
Las legisladoras mencionaron dos casos que ocurrieron en marzo pasado: el asesinato de Aidé Nava González, precandidata del PRD a la alcaldía del municipio de Ahuacuotzingo, en Guerrero, quien fue secuestrada, torturada y asesinada; y el atentado armado contra Leticia Salazar, alcaldesa de Matamoros, en Tamaulipas.
 
A propósito del actual proceso electoral y de la paridad de género en candidaturas como principio constitucional, Saldaña dijo que hay avances, por ejemplo, que los partidos hicieran su mejor esfuerzo para registrar a 50 por ciento de mujeres para competir por una diputación federal, y que 12 mujeres estén buscando una gubernatura estatal.
 
Asimismo destacó que entre los nuevos retos está que a nivel municipal también haya paridad, que todos los partidos transparenten los métodos para elegir a sus candidatas, y que se fortalezcan los liderazgos femeninos para que accedan a las candidaturas independientes, ya que aún hay pocas mujeres en esta figura electoral.   
 
15/AGM/RMB 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content