Seis candidatas demócratas buscan la presidencia de EU

INTERNACIONAL
POLÍTICA
   Todas a favor del derecho a decidir de las mujeres
   
Seis candidatas demócratas buscan la presidencia de EU
Imagen retomada del portal del Partido Demócrata
Por: Samantha Bushman
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 05/08/2019

Las y los candidatos presidenciales demócratas de los Estados Unidos debatieron durante dos noches la semana pasada. Esta fue su segunda oportunidad para plantear temas y políticas cruciales para sus campañas y ganar la candidatura para enfrentarse con el republicano Donald Trump, en las elecciones de noviembre 2020.

De las 20 candidaturas a la presidencia seis son de mujeres: la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren; la ex fiscal de distrito de California, Kamala Harris; la senadora por Minnesota, Amy Klobuchar; la autora de libros de autoayuda, Marianne Williamson; la senadora de Nueva York, Kirsten Gillibrand; y la representante del estado de Hawaii, Tulsi Gabbard.

En la carrera por la candidatura del partido demócrata a la presidencia de Estados Unidos, en la primera noche del 30 de julio, debatieron Warren, Williamson y Klobuchar. En la segunda participaron Harris, Gillibrand y Gabbard. Las discusiones se centraron en las políticas públicas de salud y migración estadounidenses en la frontera con México.

Sin embargo, uno de los temas más ausentes fueron las discusiones sobre los problemas de salud de las mujeres. Aunque la atención médica se discutió durante más de 30 minutos, las y los candidatos iban y venían sobre las complejidades de sus políticas, pero ignoraban una medida fundalmental, el aborto y el acceso a métodos anticonceptivos.

Estados Unidos ha lidiado con las regresiones a los derechos sexuales y reproductivos bajo el mandato de Trump; al menos 12 estados han introducido o aprobado medidas que restringen el procedimiento de aborto y el acceso a recursos para el control de la natalidad. El caso más notable es Alabama, que se convirtió en el estado con la ley más restrictiva sobre el aborto al prohibirlo a excepción que la mujer esté en riesgo de muerte.

Aunque la seis candidatas se han pronunciado a favor del derecho a decir de las mujeres sobre la maternidad, la senadora de Massachusetts fue la única que abordó el tema durante el debate.

Warren ha planteado que se avale una legislación federal que comprenda el derecho al aborto para así invalidar las leyes contradictorias como las aprobadas por las legislaturas estatales recientemente.

En campaña, Warren se ha enfoca en una línea de medidas de política que se consideran “demasiado progresistas”. Además del aborto, abogó por la sanidad pública universal y la reforma migratoria, lo que le causó ataques frecuentes durante el debate.

Entre las seis candidatas presidenciales, Elizabeth Warren es la favorita, obteniendo los más altos y acumulando la mayor cantidad de fondos este año en comparación.

MUJERES A LA PRESIDENCIA

En la primera noche del debate, Marianne Williamson, fue la primera candidata en hablar directamente de la segregación racial, pero después de una hora que comenzó la transmisión.

La escritora Williamson propone una amplia reforma racial y reparaciones para las familias de esclavos. No obstante, muchos partidarios democráticos la han criticado por “ser engañosa en sus ideales liberales”. Ella ha twitteado explícitamente su postura en contra de las vacunas y medicamentos contra la salud mental, aunque un sector de la comunidad con discapacidad han manifestado que pueden apoyarla por su postura sobre la atención médica.

Por su parte, la senadora de Nueva York, Kirsten Gillibrand, entró en la conversación sobre la raza al reconocer su privilegio: "Creo que, como una mujer blanca de privilegio que es una senadora estadounidense que se postula para presidente de los Estados Unidos, también es mi responsabilidad levantar esas voces que no se escuchan".

La ex fiscal del distrito de California, Kamala Harris, que se encuentra muy cerca de Warren en las encuestas, está ocasión tuvo una disputa con la representante del estado de Hawaii, Tulsi Gabbard, sobre la reforma de la justicia penal.

Hizo una observación sobre su desempeño como fiscal California, cuando encarceló a personas por delitos relacionados con la marihuana y que recientemente bromeó sobre su propio consumo de marihuana.

"La senadora Harris dice que está orgullosa de su historial como fiscal y que será presidenta del fiscal, pero estoy profundamente preocupada por este historial. Hay demasiados ejemplos para citar, pero encarceló a más de mil 500 personas por delitos relacionados con la marihuana y luego se rió al respecto cuando le preguntaron si alguna vez fumaba marihuana”, dijo Gabbard. “Bloqueó la evidencia que habría liberado a un hombre inocente del corredor de la muerte hasta que los tribunales la obligaron a hacerlo. Ella mantuvo a las personas en prisión más allá de sus sentencias para usarlas como mano de obra barata para el estado de California".

En tanto la senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, señaló que los debates entre demócratas no son tan importantes, para ella la amenaza real es Donald Trump, el actual presiente de Estados Unidos, a quién también condenó sus comentarios racistas.

Con medio millón de ciudadanas y ciudadanos de los Estados Unidos que actualmente viven en México, los debates se han convertido en una forma crucial de llegar a audiencias que de otra manera no podrían involucrarse con su democracia.

19/SB/HZM